lunes, 5 de enero de 2009

SOME REALLY GOOD NEW BRITISH FILMS

c


Paralelamente a la Nouvelle vague, en Gran Bretaña los jóvenes cineastas sentían
un deseo de renovación y vuelta a la realidad.
Tampoco querían grandes temas ni glamour, pues para esto ya estaba Hollywood, sino la vida estaba en la gente de la calle
GUADALUPE GÓMEZ SALAZAR. EL CINE BRITÁNICO



¿Se puede decir que hay un renacer del cine británico? Es conocido el hecho de que el cine inglés (el que más ha destacado, ya que es difícil hablar de uno escocés u otro gaélico) ha dependido o ha tenido una existencia periférica al cine americano. El cine como tal aparece en 1897 con un pequeño grupo que se denominó la Escuela de Brighton, balneario al sur de Londres. La inundación norteamericana fue parcialmente contrarrestada con una serie de dispositivos legales, pero el advenimiento de la Segunda Guerra Mundial fue como una estocada para la, en cierta manera, pequeña industria cinematográfica británica. Pese a que los estudios ingleses acogieron a muchos refugiados centroeuropeos, sobre todo los húngaros (como los hermanos Korda), la eminente amenaza nazi sobre Londres, los sucesivos bombardeos y la necesidad de crear una campaña sistemática buena de apoyo a la población desmoralizada y atemorizada por los sucesivos ataques aéreos exigían que los famosos de la pantalla británica puedan trabajar tranquilamente para hacer productos de calidad con repercusión efectiva y contundente en el mundo “libre”. Así con el trabajo de W. Wyler y varios actores ingleses en el “exilio” filmaron una excelente película, Mrs Miniver, en un momento en el que la suerte de la guerra todavía sonreía a los países del Eje.

Tras la guerra, el dominio norteamericano en muchos planos sobre todo en el económico condicionaba toda producción en la isla. Los años 50 tuvo alguna producción independiente gracias al talento de directores como David Lean, quien posteriormente trabajará en grandes coproducciones con notables resultados como LAWRENCE DE ARABIA o EL PUENTE SOBRE EL RÍO KWAI. Son las décadas de las mega producciones cinematográficas al estilo Hollywood. Los 60 serán testigos de cambios sociales, políticos y técnicos. El desarrollo de la televisión, la eclosión juvenil y los problemas laborales impactarán al cine respondiendo con diversas propuestas; en plena era de la Guerra Fría, aparece la producción televisiva El Santo, que dará pie a llevar a las pantallas grandes las novelas de Ian Fleming, con un personaje que marcará todo un hito hasta nuestros días: el agente 007, con Sean Connery como el primer 007 (todo un símbolo sexual de la época). Por otro lado, la influencia del Neorrealismo italiano y la Nouvelle Vague francesa van a gestar el nacimiento del famoso FREE CINEMA con grandes directores como LINDSAY ANDERSON, KAREL REISZ y TONY RICHARDSON, actores y actrices como JULY CHRISTIE, MALCOM McDOWELL, VANESSA REDGRAVE, SUSANNE YORK.

Muchos hombres y mujeres siguen su carrera en los Estados Unidos, y los premios otorgados por la cinematografía norteamericana involucran no solo la producción británica sino la australiana, neozelandesa, sudafricana e incluso las pequeñas cinematografías de algunas ex colonias africanas como Kenia u otras.

En los últimos años, algunos directores jóvenes u otros maduros aún en actividad han dado buenas propuestas; allí están Mike Leigh o Stephen Frears que cada cierto nos sorprenden con producciones de calidad; el primero ha sido con cierta frecuencia reconocido en ciertos eventos cinematográficos de calidad como Cannes. Hay interesantes proyectos y las propuestas cinematográficas son bastante diferentes a las de Hollywood, siempre hay ese tono de humor negro y más meditado que marca la distancia con los productos californianos.

Los filmes que les alcanzo en este texto nos dan un espectro interesante de la actual producción británica, a la cual le es problema diferenciarse de la industria estadounidense para la formación de cuadros cinematográficos más europeos y manejarse dentro del mercado de la Comunidad Europea; aunque esta últimamente se ha visto, lastimosamente, muy bombardeada y sometida a la maquinaria Hollywoodense. Pese a todo, el buen humor británico, la reflexión histórica más profunda, un impecable trabajo de actores y libretos, han hecho que algunos buenos directores del cine de los Estados Unidos hayan ido por razones de toda índole a asentarse en Londres, como el caso de Woody Allen.

SUNSHINE (ALERTA SOLAR) DANNY BOYLE 2007 Una interesante propuesta de ciencia ficción. Mucho se ha hablado sobre la muerte del sol; de su extinción sigue la nuestra; de acá a 50 años sale una misión para poder activarlo con una mega bomba atómica; una primera misión fracasa y luego de 7 años se envía una nueva, el Ícarus II, una arriesgada y alucinante meta para salvar la humanidad. No es una versión de la sosa y tonta ARMAGEDDON, no hay héroes à l´americaine, el trabajo es serio y se ve una densa trama de personas que viven bajo una tensión permanente para evitar el fracaso de la misma. Surgen momentos de misticismo y de reflexión lógica, que dista mucho de la visión hollywoodense del entretenimiento tensión. Quizá sea por eso que las pausas puedan parecernos aburridas, ya que estamos acostumbrados a escenas rápidas, sin meditación ni contemplación. La cámara ayuda al espectador a seguir a los personajes, lástima que algunos de ellos salgan rápido del escenario. Tiranías del libreto.


LA REINA (THE QUEEN) STEPHEN FREARS 2006 Esta película es una reconstrucción de uno de los momentos en la que la antigua monarquía inglesa estuvo frente a una dura prueba como lo fue la muerte de Diana de Gales, más conocida como la Princesa Diana o la Princesa de los Corazones. La separación de Diana con el príncipe Carlos, así como su distanciamiento con la familia real tuvo casi la misma repercusión como la renuncia al trono del Rey Jorge para casarse con una divorciada norteamericana. La actriz HELLEN MIRREN, multifacética, encarna a Isabel II, en un estudio detallado de una supuesta cadena de reacciones íntimas de la reina durante este amargo periodo para su reinado. MIRREN ha trabajado en diversos papeles desde Cesonia en la polémica película de Tinto Brass CALÍGULA hasta una ama de casa inconforme que decide hacer con un grupo de amigas un calendario de todas ellas desnudas con el fin de recabar dinero para luchar contra el cáncer (LAS CHICAS DEL CALENDARIO). La actuación de ella en este film le valió varios premios, incluido el Óscar a la mejor actriz.

28 DAYS LATER (EXTERMINIO) DANNY BOYLE 2002 Este es un interesante trabajo de este director quien se hizo famoso por la película de los 90 que rompió con la crítica inglesa: TRAINSPOTTING. Incursiona en el terror con esta interesante película que muestra de lo que podría ser una pandemia incontrolable, el abierto temor de lo que sería una guerra biológica con resultados insospechados. La acción de un grupo de activistas ecológicos desata la tragedia que en 28 días provoca la desolación total de la isla, provocando un éxodo de proporciones catastróficas y ver cómo sobreviven los que quedan en Gran Bretaña frente a las hordas de contaminados, los cuales tienen rabia, pero en el sentido de cólera o ira. El director ofreció muchas alternativas, una de ellas era que el personaje principal moría casi al final; pero el director atenuó el mismo por lo sombrío del film (el tema es retomado con la nueva propuesta que tiene la misma idea, en este film sí hay un final trágico).

NOTES ON A SCANDAL (ESCÁNDALO) RICHARD EYRE 2007 Este es un buen film en el que se encuentran dos excelentes actrices de carácter (JUDI DENCH y CATE BLANCHET), quienes encarnan a dos docentes, una de ellas (DENCH) vive sola y amargada, controla con mano férrea su aula y tiene pocas relaciones con sus colegas. De pronto llega una nueva profesora de arte y siente que ella puede ser su hermana gemela. Pero la nueva maestra (BLANCHET) se engancha con un alumno suyo y la vieja profesora actúa de manera retorcida y la extorsiona amenazándola con denunciar el caso a su marido. Oscuro thriller del alma de mujeres en disputa.

VERA DRAKE (EL SECRETO DE VERA DRAKE) MIKE LEIGH 2004. Esta es una impresionante película de uno de los mejores directores ingleses de la actualidad, cuyos filmes han recibido premios en diversos concursos, incluso Palma de Oro en Cannes. Las propuestas de Leigh siempre son polémicas y su trabajo de actores es impresionante. Para este film ha trabajado con la actriz IMELDA STAUNTON, quien hace un papel extraordinario de madre abnegada, esposa fiel y secreta asesina por sus prácticas abortivas en una época signada por el día a día, las terribles consecuencias de una Inglaterra en reconstrucción (todo ocurre en Londres de 1950). El mercado negro, las cosas ilícitas eran frecuentes y en ese contexto las acciones de Vera eran casi cotidianas por la demanda que existía en ese entonces. Un triste caso se descubre y se desata la madeja del crimen. Lo más triste es que ella no es consciente ni recibe nada por su trabajo ilegal. Triste e impresionante historia.

VENUS (VENUS) ROGER MITCHELL 2007. Una genial película de choque de generaciones. Un par de viejos, Ian y Maurice, vive una suerte de vida apacible. De pronto, una nieta – sobrina de Ian (LESLIE PHILLIPS) llega a casa a quedarse con él; todo esto trastoca la vida del viejo; a su auxilio acude su mejor amigo, Maurice (PETER O´TOOLE). La chica reverdece en Maurice su virilidad y sus ansias de vivir, y lo hace actuar para ella; sus primeros acercamientos son desastrosos, la brecha generacional es profunda y el proceso va a tomar su tiempo; tender lazos de confianza toma su tiempo. Pareciera que nos encontramos con un viejo verde, pero no es así; lo que quiere él es una oportunidad para vivir, para sentirse alguien y útil para alguien. Y ese proceso nos muestra cuánto tiempo nos toma para conocer a una persona. El puente se ha tendido, mas la vida se acaba. Es un drama que muestra ese difícil mundo de los jóvenes con los viejos.
Publicar un comentario