lunes, 5 de enero de 2009

EL NIÑO EN EL MUNDO DEL CINE




Los niños bien adaptados, que se ven contentos y satisfechos,
que alcanzan buenos resultados en los retos y tareas que enfrentan,
necesitan definitivamente, tiempo. Componente importante para la crianza:
padres e hijos necesitan pasar tiempo juntos.
ROBERTO LERNER, LAS HOJAS DE LA CRIANZA


Uno de los personajes que suele arrastrar multitudes por tener un gran espectro de público cinematográfico es el niño como tal; el intrincado mundo del pequeño hombre o de la pequeña mujer siempre apela a la fibra emotiva de todos los hombres y moviliza nuestros sentimientos de protección por los pequeños, sea por el sentido de perpetuación de la especie (término muy sociobiológico), sea por el sentido de continuidad de nuestra sociedad tal como la concebimos y valoramos (positiva y negativamente, eso sí); gracias al desarrollo de la psicología, sabemos que lo que nuestro pequeño protagonista en la sociedad experimente en su niñez, lo ha de reflejar en su adultez; así pues, todos somos lo que nuestras familias y sociedad hicieron y moldearon de nosotros. Como manifestación artística, el cine va creando personajes locuaces de su época y muchas veces ha forzado la creación de caracteres en la búsqueda de un arquetipo que se vaya ajustando a un ideal contemporáneo de un momento histórico; así, el personaje infantil ha sido tratado de manera diferente de acuerdo a los cambios sociales, políticos y culturales de la sociedad que representaba. Muchas veces no se respetaba la esencia de lo que es un niño, un ser humano en formación, y se lo vestía de adulto forzando y quebrando su normal evolución (me vienen a la memoria Shirley Temple como personaje de la vida real o Baby Jane como personaje ficticio). Este disfrazar al niño como adulto ha gustado y gusta a cierto público y poco se ha hecho para ver un niño verdadero en cuanto a la exploración de su propio mundo. Es cierto que eran niños, la Temple y todos los que aparecieron en el cine americano de los 40 en adelante, pero eran niños forzados a actuar como adultos; incluso los maquillaban para parecer hombres y mujeres pequeños (¿alguien vio BUGSY MALONE?). Quizá, influido por la racionalidad francesa y por la fuerte influencia de un intelectual como Piaget, François Truffaut comenzó a sondear el mundo complicado del niño en el proceso de sus constructos mentales, el reordenamiento del mundo exterior y él en dicho mundo. Películas como LA PIEL DURA (L´ARGENT DE POCHE) nos muestra niños de 7 a 9 años sin maquillajes, con ese difícil enmarañado de relaciones personales y otros. Una bella película del mundo infantil con sus fantasías, mitos y frustraciones es CRÍA CUERVOS, de Carlos Saura, película de la cual hablaremos más tarde.

No estamos hablando del cine para niños que es un rubro muy rico y que estuvo más o menos definido en este lado del planeta, por un lado por el dominio del cine norteamericano (sobre todo la maquinaria Disney); y por otro lado la cultura europea con la Bande Desinée, sobre todo la belga y francesa, quienes tenían acaparado el mercado mundial del mundo occidental y sus dependencias. Hasta la llegada del Manga japonés. La propuesta japonesa trastocó la percepción de lo que es público infantil, puesto que fue modificada por la viciosa contaminación comercial que redefine el “mercado objetivo”, trazándonos gustos que luego se convirtieron en todo un problema, puesto que dicho material no estaba destinado al consumo infantil, fuera del hecho que son percepciones sociales totalmente diferentes al mundo occidental. Todo esto fue tergiversado y, posteriormente, el sistema educativo, ya bastante venido a menos por las diversas crisis vividas, se vio confrontado por este problema generado por los medios de comunicación (que a manera de Pilatos, se vienen lavando las manos de su compromiso educativo y el nefasto error cometido) y debió asumir roles de bombero de situaciones irresponsablemente creadas por los mercachifles con dinero incendiarios.
Les alcanzo un grupo de películas en las cuales los principales actores son niños en toda su candidez o crueldad cándida en su camino hacia su pertenencia en sus respectivas sociedades. O también la simplificada visión que los niños tienen del mundo del adulto.


ZOZO JOSEF FARES 2005 SUECIA-LÍBANO Triste y actual historia de un niño (Imad Creidi) y su familia que deciden buscar refugio en Suecia, huyendo de la larga guerra civil que asoló al Líbano durante los 80. Las tropas cristianas, apoyadas por Israel, y las musulmanas, apoyadas por Siria, hicieron de Beirut un solar de muerte y destrucción. Los civiles eran paulatinamente acosados y muertos en este caos que volvió a la que alguna vez fue una de las más bellas ciudades del Mediterráneo, en un campo de desolación y muerte. Zozo logra embarcarse a Suecia, su familia nunca llegará a hacerlo. Es interesante ver, en la resiliencia de las personas, cómo uno va creando fantasías para poder ordenar el mundo.

CAMINO A CASA LEE JEONG-HYAN 2002 COREA DEL SUR El cine asiático nos da esta maravillosa historia entre un niño caprichoso y urbano, con su ya muy anciana abuela sordomuda. La directora confiesa que no hizo una película compleja, ni nada por el estilo; es una simple historia de dos personajes (en ellos se centra todo el film) que se valen de los gestos y necesidades mutuas para poder vivir. En un principio la relación es terrible: un niño malcriado que quiere salir con sus caprichos se las ve con una anciana que ni lo oye, ni le puede hablar; y además va quedando ciega poco a poco; la situación es extrema y lentamente comienza el cambio. Sencilla película, sin maquillajes; imaginar que la señora (KIM EUL-BOON) que hizo el papel de abuela jamás en su vida había visto una película. Es una excelente película, lección de recursos, así como lección de vida.

BILLY ELIOT STEPHEN DALDRY 2000 INGLATERRA Esta es una simpática historia, narrada casi como un cuento, el cual pierde muchas veces la solidez de la narración por ser un tanto concesiva y meliflua. En realidad, el valor radica en el hecho que este chico luchó contra todo un contexto displicente a la idea de estudiar ballet en vez de dedicarse al boxeo; él lucha por su autenticidad que es a la vez la felicidad. Lo que sí resulta poco creíble es la poca oposición que obtiene, sea por rechazo o envidia a su decisión, suponiendo que la intención del film es contarnos una historia como un cuento de hadas.

NIÑOS DEL CIELO MAJID MAJIDI 1998 IRÁN Esta bella película iraní transcurre en las calles de una ciudad típica surgida en las cálidas y áridas zonas de Oriente Medio. Ciudades en la disposición de las calles son importantes para permitir aprovechar las bondades climáticas en ciertos lugares que pueden ser hostiles a los seres humanos. Y es en sus calles que transcurre esta bella historia de dos hermanos tratando de arreglar sus vidas debido a la pérdida de un par de zapatos, y veremos por sus ojos la vida de la ciudad del pobre como la del rico demasiado occidental, cuyas casas se asemejan a las de todo el mundo estandarizado. A la vez es una crítica velada en mostrarnos el sentido de soledad a través de un niño que vive solo en una casa de grandes ventanas que dan hacia lugares solitarios, sin seres humanos. Una bella película, cálida, sencilla, humana.

KOLYA JAN SVERÁK 1996 REPÚBLICA CHECA Esta es una película que hay que entenderla en el contexto de lo que sucedió en Europa central tras la caída del muro de Berlín. La Unión Soviética se disolvía y la presencia de este país en los antiguos países de la órbita comunista levantaba sus ejércitos y se retiraba. La retirada fue dolorosa y hubo muchos arreglos para consolidar parejas a última hora; así pues, una mujer rusa con un hijo se casa con un celista ya maduro; ella lo abandona y se queda con el niño que solo habla ruso y él, checo. Lentamente se inicia un vínculo especial entre ellos; el niño busca un padre, una familia, el amor, busca un lugar bajo el sol y eso nos toca a todos.

EL COLOR DEL PARAÍSO MAJID MAJIDI 1999 IRÁN Esta es una extraordinaria película que con tan poco recursos puede uno hacer una obra de tal talante. Es la historia de Mohamad, un niño ciego en la vida real y que le lleva el duro rol de interpretar el papel de una criatura que es rechazada por su padre para poder unirse en nuevas nupcias. El padre no quiere ver el amor de su hijo y se vuelve duro e insensible. En un mundo tan duro y pobre, la sencillez nos permite ver a través de los oscuros ojos de Mohamad, la belleza del mundo, el sonido, el olor, las formas. Además conocer ese incomprendido mundo del discapacitado, tan lejos del mundo “normal” y de lo duro que puede ser no estar en la normalidad de los demás. Visión obligatoria.

EL LADRÓN PAVEL CHUJRAI 1997 RUSIA Interesante reconstrucción de un director que vuelve luego de muchos años, uno de los llamados de la nouvelle vague soviética (es autor de LA BALADA DEL SOLDADO); precisamente la historia trascurre en la época del terrible padre de la patria (interesante Patria de pater, cuando debería ser matria…Madre Matria) Stalin; bajo ese rigor y dureza de la época post Segunda Guerra Mundial (que asoló la Unión Soviética con veinte millones de muertos), Sasha, un niño de siete años, comienza a ordenar su mundo observando una serie de injusticias y desórdenes (pareciera un poco inspirado en EL MAESTRO Y MARGARITA de Bulgákov) que significó el periodo stalinista y marcó al alma rusa hasta la era Khrushev, y luego el Glasnot de Gorbachov. Duro film.

ESTACIÓN CENTRAL WALTER SALLES 1988 BRASIL Esta es una película vista no desde la perspectiva de un niño Josué, sino la visión de una mujer madura, Dora, quien ha de contar la historia de este muchacho que la vuelve a la vida, de una situación amargada, temerosa y casi nihilista; este niño queda de repente huérfano y es ella la que asume ese vacío en esta criatura que queda abandonada en la jungla que es São Paulo, en ese enmarañado que es cualquier central de comunicaciones, como lo puede ser cualquier ciudad latinoamericana o del tercer Mundo (aunque no excluyo la soledad de los países llamados ricos). El viaje que emprenden hacia la búsqueda de un padre ausente es un viaje al corazón de Brasil, a su sertão (en el que ocurre la vida de Antonio Das Mortes o la del Cangaçeiro, el de Vargas Llosa); pero también es un viaje al mundo personal de Dora (Fernanda Montenegro), del cual nunca volverá a ser la misma.

CRÍA CUERVOS CARLOS SAURA 1976 ESPAÑA. Una aguda visión de la España franquista a través de los ojos de una niña, cuya madre murió y su padre, un militar de alto rango franquista. Su visión es la de una niña que quiere ordenar el mundo de una manera drástica y maniquea; en su imaginación va creando un orden, que de manera alegórica es el orden que busca la sociedad española a la muerte de Francisco Franco. Tras esa rígida sociedad militarizada, hay una España temerosa que está sacando la cabeza al mundo, y ese proceso es todo nuevo orden mental. Esta es una extraordinaria película.
Publicar un comentario