domingo, 23 de julio de 2017

JUVENTUD ¿TESORO PERDIDO? ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO DE TRUJILLO 23 DE JULIO PROYECTOS PARA UNA JUVENTUD EN RIESGO

Recientemente fui invitado a un programa radial en RPP para hablar sobre un tema delicado que involucra a muchos factores sociales, desde su núcleo (la familia) hasta las instituciones que lo regulan o que sancionan: la delincuencia juvenil. La entrevista surgió a raíz de las declaraciones hechas por autoridades judiciales que destacaban una triste realidad en el ambiente juvenil de muchos barrios de nuestra ciudad: el sicariato. Se comentaba que muchos jóvenes veían una fuente de ingreso en esta modalidad criminal que ha ido creciendo alarmantemente en los últimos lustros. Muchos son los factores que han permitido esta situación. Pero, numerosas son las acciones silenciosas generadas en la última década en respuesta a este acucioso fenómeno que forma parte de un problema más grande en nuestra ciudad y Región: la violencia.

En la década pasada, Trujillo se convirtió en un paradigma negativo en todo el país. Los medios de comunicación alimentaban ese morboso mito de la ciudad más violenta del país. Las visitas de familiares, amistades o turistas por esos años, revestían un carácter de aventura riesgosa, pues eran alertados por la inseguridad reinante: para muchos salir por las calles de Trujillo era como una visita a una zona de guerra declarada.  Esta estigmatización de la ciudad se fue focalizando en ciertas zonas periféricas en las que los índices del desarrollo humano (IDH) son desesperadamente desiguales frente a otros distritos o barrios residenciales. La percepción que se tiene de los jóvenes de dichas zonas identificadas como “rojas” y la autopercepción de los mismos, construida en sus interrelaciones con otros actores sociales, no han sido muy positivas; esta situación les ha generado una serie de desventajas fundamentadas, las más de las veces, en prejuicios y arquetipos negativos que se alimentan con el temor y la desconfianza de todas las partes. Ante la iniciativa de instituciones como el SENAJU, la UNODC, MINEDU y una universidad local se trabajó un libro sobre la criminalidad y la delincuencia juvenil en El Porvenir; ofrece una información fina de este mundo proporcionada por diversos actores involucrados, jóvenes y adolescentes, uno de ellos asesinado pocos días después de la entrevista hecha con uno de los investigadores académicos. Al momento de su publicación en 2014, este fue difundido entre diversas autoridades ediles y policiales, y fue motivo de presentaciones en algunos medios. Se proponen alternativas de prevención viables en una ciudad con gran potencial humano. Es precisamente esta investigación la que permitió la instalación del Programa Conjunto de las Naciones Unidas para la Seguridad Humana en nuestra ciudad con el fin de diseñar respuestas positivas conjuntas entre diversas autoridades políticas y policiales, y la sociedad civil: danza, deporte, cultura y educación son herramientas para dar una alternativa digna a nuestros jóvenes; una respuesta de vida para todos ellos. 
Se lo merecen.

domingo, 16 de julio de 2017

¿LOS DEMÁS? (ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO DOMINGO 16 DE JULIO) RARA CELERIDAD DE LA JUSTICIA PERUANA

La semana que muere tuvo como plato fuerte la aprobación de la prisión preventiva por 18 meses a la expareja presidencial conformada por Nadine Heredia y Ollanta Humala.
En el transcurso de esta misma semana, en la Alianza Francesa de Trujillo hubo un conjunto de celebraciones por el aniversario patrio francés, entre los cuales se realizó un interesante debate sobre la importancia histórica de la Revolución Francesa, fenómeno copernicano que cambiará el rumbo ideológico y social del planeta. Durante más de una hora y media que duró el intercambio de ideas, estuve conversando con los profesores Antonio Ayesta, Alfredo Alegría y Hugo Florián Orchessi sobre la importancia de este evento del cual la actual sociedad occidental es mayoritariamente hereditaria. Para unos, la Revolución está sobrevalorada; mientras que para otros, fue el momento decisivo para la humanidad de buscar nuevos conceptos ideales de justicia, libertad e igualdad. Estos conceptos son los que han movilizado a la humanidad y la búsqueda de estos comenzó a expandirse a través del continente americano a lo largo de los siglos XVIII hasta, por qué no decirlo, el XXI. Sin embargo, tras las discrepancias y las reflexiones del caso, todos coincidieron que este evento histórico marcó la extinción de un modo de producción y de pensar medieval llamado Antiguo Régimen. Las formas del poder y de las interrelaciones sociales cambiaron al tomarse el principio de igualdad de todas las personas frente a la ley, por ejemplo.

El escándalo Odebrecht ha abierto una brecha honda en todos los campos de la sociedad peruana. Sus repercusiones ya se están notando. Pero, en una sociedad sumergida en la corrupción como la nuestra, los matices de la aplicación del sistema judicial, uno de los más corruptos de Latinoamérica, saltan a la vista. Para todos es conocidos que esta empresa corrompió funcionarios, empresarios, abogados, gobernadores regionales, candidatos presidenciales y hasta presidentes. Sin embargo, la celeridad para aplicar la justicia es relativa. Las dádivas y prebendas cambian semánticamente de acuerdo a la persona involucrada. Y los medios, parcializados, se prestan al juego en vez de buscar el sentido de la justicia como tal. La corrupción nos ha devuelto, en cierta forma, al Antiguo Régimen. El rey y la aristocracia estaban por encima de la ley común y eran intocables, en cierta forma. Y el sistema lo justificaba. Desde que estalló todo no hay más que un ex viceministro y un ex asesor en prisión preventiva desde enero. Un expresidente está con orden de captura. Solo una expareja presidencial está en prisión preventiva. Pero otros varios personajes peso pesado nombrados en diversas declaraciones no son perturbados. Otro inculpado decidió  renunciar a su partido político y un gobernador regional compró su libertad. Ante tan gruesos escándalos de corrupción y tan pocos avances, pareciera que estuviéramos en el Antiguo Régimen, ¿alguien duda de ello?

domingo, 9 de julio de 2017

JUEGO DE TRONOS (ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO DOMINGO 09 DE JULIO) LA DISPUTA DE LOS FUJIMORI

El ambiente político está bastante agitado y, desde el punto de vista de la intriga, está en uno de los puntos álgidos más interesantes de los últimos años. Es un momento importante que en cierta manera va a decidir el futuro de un partido bastante heterogéneo que ha logrado la mayoría congresal y una perspectiva de la capacidad de maniobra del gobierno presidido por PPK.
La sorda disputa entre los hermanos Fujimori ha querido atenuarse con una serie de declaraciones y justificaciones que revelan una tensión por el liderazgo de este partido que sacrificó ciertas vacas sagradas cuestionables por otras de tendencia más habituada a la confrontación como forma de negociación. Y la falta de muñeca, quiérase o no, le ha pasado la factura a Keiko Fujimori. En realidad, tomando las cosas de manera objetiva, ella ha sido derrotada dos veces. Ha sido una perdedora, cuyas dos oportunidades de obtener el sillón presidencial han sido breves quimeras que los elevó a la ilusión del poder para perderlo por una serie de errores tácticos torpes, errores que hundieron a sus huestes, sobre todo en esta segunda oportunidad, en una actitud reactiva negacionista de un hecho consumado. Los eufemismos empleados por su hermano Kenji sobre esta realidad buscan en el fondo no causar más estragos en un partido que tiene una pléyade de congresistas que son la comidilla de los medios de comunicación y que tienen intereses tan disímiles que una disputa fraternal sería el inicio del fin de un partido carente de ideología y centrado en un culto al líder.

La situación podría generar un respiro al gobierno de PPK quien ha visto a varios de sus ministros vapuleados por la jauría que conforma los congresistas de FP. Cuando se publique este artículo, quizá ya el candidato para Contralor propuesto por FP haya ganado. Sin embargo, la arrogante actitud mostrada por ellos parte de su supuesta posición monolítica en el Congreso. La actitud disonante de Kenji puede ser una puerta abierta para que PPK halle puntos negociables en nuevos espacios recién abiertos. Ambos discuten la liberación (sí, liberación) de su prisionero padre; uno más interesado que el otro, en el fondo. El líder suelto puede ser la virtual extinción de la actual lideresa, quien ya ha fracasado dos  veces y eso sí se toma en cuenta para planes futuros. Algunos politólogos predicen que Keiko no aguantaría una tercera intentona y sería el fin de todo el partido que se atomizaría por regiones. Entonces, de ser así la situación actual de la excandidata presidencial que va camino a imitar a la otrora eterna lideresa a la Presidencia y al Sillón Municipal limeño ¿qué se le viene ahora?

lunes, 3 de julio de 2017

A LA DERIVA (ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO LUNES 03 DE JULIO) ALARCÓN, ODEBRECHT, LA ZOZOBRA PERUANA

Este artículo de opinión debió de haber sido publicado el día domingo 02 de julio. A estas alturas, el Contralor Alarcón ya está de salida por decisión del Congreso.


La vida política peruana está viviendo en una gran ciénaga moral, controlada por personajes de dudosa catadura; los cuales, como en la salita de SIN, han ido desnudando a tanto líderes de derecha, centro e izquierda de nuestro país. Los cuestionados Procurador  de la República Edgar Alarcón y el Director Ejecutivo de su empresa familiar Marcelo Odebrecht están demoliendo lentamente la ya alicaída capa social política del país. Si podemos encontrar un punto de referencia similar al que estamos viviendo; nos remontaríamos a todo ese periodo en el que muchos Vladivideos comenzaron a salir al aire y comenzaron a caer diversos personajes no solo de la casta gubernamental y su entorno (casi todos los partidos de entonces tuvieron algún representante sentado en interesante conversación con el Doc), sino empresarios, deportistas y gente de la farándula limeña. Muchos de estos videos se “extraviaron”, puesto que varias altas esferas se iban a ver íntimamente cuestionados e incluso enviados a prisión como sucedió con peces menos gordos. Quizá para muchos jóvenes o personas que vivieron engañados en la burbuja mediática creada en ese entonces jamás haya llegado a sus oídos u ojos lo que significó para la sociedad peruana ese periodo negro de nuestra historia que ahora se pretende disculpar, luego de haberse levantado medio país, haber corrompido cuanta institución pública o privada había en ese entonces y haber arrasado con la precaria moralidad escasa que aún había.
El contexto ahora es, para bien o para mal, diferente; el corruptor de gobiernos, Marcelo Odebrecht, quizá no vaya a la cárcel gracias a la colaboración eficaz, luego de haber arruinado la política no solo en su país, sino en cuanto lugar su empresa estuvo. Odebrecht está en el país desde finales de los 80, cuando el primer gobierno de AGP la trajo. Acostumbrada a los famosos lobbies políticos, los ha promovido en cuantas elecciones gubernamentales hubo en las últimas décadas. Según palabras del mismo colaborador, se “apoyaba” al candidato más fuerte en la contienda. De ser lógica esta estrategia, la candidata KFF ha sido una segura beneficiada de esta modalidad. A medida que se desmadeja la información, los diversos candidatos de las últimas décadas están afilando sus estrategias de comunicación para tratar de salir airosos; esperemos que no.
Lo de Alarcón es más grueso y parece dedicado a dinamitar a cuanto político se le ponga por delante. Es cierto que esta situación ha demostrado lo bastante improvisado que ha estado este Gobierno en muchos rubros con algunos personajes de malas costumbres lobbistas; pero el modo de accionar de este contralor ya bordea lo delincuencial. Costumbres montesinistas.
¿Qué hacer como sociedad ante el momento? Exigir más transparencia en procesos para no caer en las redes de mediocres como Alarcón. Y otro objetivo más: partidos políticos modernos y sólidos, con cuadros transparentes. Así se rescatará la credibilidad.



domingo, 2 de julio de 2017

PREVENCIÓN A LA PERUANA (ARTÍCULO PARCIALMENTE REPRODUCIDO EN DIARIO LA INDUSTRIA TRUJILLO DOMINGO 02 DE JULIO)

El incendio que estalló en instalaciones informales en Lima la semana pasada es el corolario de esa cultura que se vive el día a día entre la informalidad y la inseguridad. El incendio, además de haber desnudado una de las conocidas y frecuentes formas de esclavitud moderna en nuestro país, nos ha confirmado nuestra informalidad en cuanto a medidas de seguridad se refiere, a la que no escapa ningún estamento socioeconómico de la sociedad peruana. Es la cultura del vivazo o pendejo empresario que actúa sin ningún tipo de escrúpulos que atenta abiertamente contra cualquiera de nosotros; pero también en la actitud discutiblemente justificada de muchos ciudadanos que emplean herramientas de trabajo que son unas verdaderas armas mortales. Salvando distancias, la actitud de un dueño de microbús de casi treinta años, contaminante y deteriorado, se asemeja a la de un dueño de un local en el que hay muchos problemas técnicos de seguridad: les importa un bledo la vida de los demás, incluso la suya misma. Cada uno tiene sus justificaciones, las cuales servirán poco cuando tengan uno o más muertos entre sus manos.
La cultura de la prevención y seguridad es tan poco desarrollada en nuestro país por diversas razones: educativas, económicas, culturales. Por ejemplo, la gente gusta reventar pirotécnicos en fiestas religiosas; fuera de ser molesto a los oídos de todo ser viviente, es un gran riesgo y puede ser causales de incendios. Pero se justifica, por costumbre. Por otro lado, muchas de las acciones que diversas instituciones hacen como medida de prevención son cuestionadas o rechazadas sin comprender que se hacen las mismas con el fin de velar por su seguridad y sus vidas. Fui testigo del malestar manifestado por diversas personas al querer entrar a un lugar cuyo aforo no era más de 70 personas. Lejos de entender razones válidas, las personas cuestionaban la decisión de no permitir el ingreso a pesar de saber que se exponían a una situación de riesgo tanto para él como para los demás.
Pero, lo criminal en todo esto es la negativa de tomar medidas de seguridad por cuestión de “ahorro”. Para muchas empresas, la seguridad se sigue pensando como un  gasto y prefieren invertir en la coima a funcionarios inescrupulosos y corruptos, otros criminales en esta situación, antes que en sistemas para prevención de alto nivel. Y esto sí cruza todos los niveles sociales: las discotecas son una muestra y aún queda el recuerdo de Utopía, cuyos dueños prácticamente salieron indemnes de una sanción mayor. No está lejos el siniestro de los cines UVK en el exclusivo Larco Mar que mató a cuatro personas y ahora queda en el olvido colectivo. Quizá en un par de meses este grave incidente quede, como siempre, en el rincón de la amnesia colectiva que los peruanos sufrimos.






domingo, 25 de junio de 2017

TROGLODITAS PERUANOS (ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO DOMINGO 25 DE JUNIO) A PROPÓSITO DE INCENDIO LAS MALVINAS, BUTTERS, ALARCÓN, CASTAÑEDA

La semana que culmina ha sido el escenario de eventos que nos han desnudado como una sociedad con grandes carencias. Diversas acciones hechas por variados actores han mostrado el lado más vil que el ser humano puede mostrar diariamente. Día a día cientos de miles de peruanos sufren barbaries diversas por parte de otros compatriotas que no ven en ellos a personas sino rivales primitivos, piezas de un engranaje de intereses personales o incluso pedazos vivientes de carne a los cuales hay que sacarles el máximo provecho.
Un incendio desastroso o un comentario sobre un jugador de fútbol del equipo rival han sido leves desencadenantes de la vergüenza social que soportamos permanentemente. Comentarios humillantes forman parte de nuestra interrelación social y tratamos al otro como un objeto carente de respeto. Lo sucedido con cuatro trabajadores en el lamentable incendio en las galerías Nicolini en la zona comercial Las Malvinas es una muestra del trato que damos y recibimos cotidianamente. La situación ha desnudado una verdad por todos conocidas: la explotación laboral. Miles de personas reciben trato vejatorio, aprovechado por la necesidad de tener un empleo. Diversas modalidades laborales avalan situaciones denigrantes (recorte de derechos, por ejemplo), las cuales son aceptadas por diversos trabajadores que prefieren callar a perder el puesto obtenido. Un local clausurado por las condiciones de seguridad, el encierro de trabajadores bajo llave, las horas extras no remuneradas, un largo etcétera de una verdad sabida pero no oficialmente aceptada. 
El incidente desatado la semana pasada por un dizque periodista deportivo, Philipp Butters, encendió el llano de las comunicaciones. Muchos rieron ante sus destempladas declaraciones. El susodicho, lejos de corregirse ante sus declaraciones, arremetió incluso contra el Ministro de Cultura insultándolo como lo puede hacer un patán. Este personaje ha tenido desafortunados comentarios con otros compatriotas como las comunidades selváticas que tuvieron que desplazarse forzosamente a vivir a Lima y perdieron sus propiedades en otro lamentable incendio. Tildados como ciudadanos de segunda (recordemos a AGP), según expresiones de este inefable periodista, fueron insultados prácticamente por su condición de provincianos, habiendo olvidado que él mismo era uno más en la capital. Como escupir al cielo.

La sofisticación de estos hechos se condensaría en la libertad de Alberto Fujimori. Una mayoría congresal conformada con tanto personaje mediocre y arribista, y de comportamiento casi cavernícola obtendría su objetivo, luego de haber humillado a diversas autoridades políticas; mientras un personaje controversial como el Contralor Alarcón sigue impávido en su puesto. Estaríamos, pues, ante la legitimación de la sociedad troglodita peruana. Hora de hacer rectificaciones.

domingo, 18 de junio de 2017

DROGAS Y LA POBLACIÓN VULNERABLE (ARTÍCULO PARCIALMENTE REPRODUCIDO EN LA INDUSTRIA TRUJILLO 18 DE JUNIO)

La población infantil y juvenil es un segmento social y demográfico muy extenso y bastante vulnerable. Es un campo atractivo para los estrategas de marketing y esto nos hace entender por qué la publicidad y los segmentos comerciales juveniles e infantiles pueblan las pantallas y los parlantes de cualquier medio de comunicación; incluso su presencia va más allá de los horarios anteriormente identificados como adultos, pues se filtran con cierta facilidad al haber un público adolescente que “pulula” libremente en esas franjas horarias. Y son potenciales consumidores. Estamos hablando de una gran masa de consumidores natos, cuyos filtros de realidad no son del todo estables y diversos objetos y servicios han ocupado los roles tradicionales conferidos a los padres de familia.a
Este gran peligro es lo que permite entender por qué la droga, como cualquier otro agente de atracción sucedánea, es interesante para esta población vulnerable, la cual ha desarrollado escasos o débiles controles de censura o de auto represión. El mundo infantil y el juvenil se encuentran libres de alcanzar el mundo del adulto sea por permisividad o por debilidad del mundo adulto, el cual es aprovechado por los inescrupulosos. Cualquier comerciante sin reparos lo sabe y encuentra las fórmulas fáciles para que un padre de familia, agobiado por diversos problemas o remordimientos por su escaso rol, acepte comprarle a su pequeño hijo el Ipad de última generación, la ropa de marca, los primeros cigarrillos; luego, en el descontrol, el joven crece en espacios sin límites que le permiten acceder a todo tipo de sustancias que incrementen esa necesidad de un consumo desbocado; entre ellas, las drogas.
También hay una débil educación de salud, cada vez es más sorprendente la libertad como los padres tratan las enfermedades de sus hijos: los medican de acuerdo a su experiencia. Cada vez más jóvenes toman pastillas para tratar cualquier síntoma sin que medie consulta médica alguna. El ingerir medicinas en nuestra sociedad no está mal visto. Los jóvenes pueden tomar ansiolíticos o tranquilizantes de una manera alarmante. Esta es una forma frecuente de consumo irregular de sustancias a la cual debemos de llamarla por su forma básica: adicción. Ni qué decir del alcohol, el cual es fomentado sutilmente por medios publicitarios que ha identificado claramente al segmento de “´patas”.
También está la cultura del dinero fácil que ofrece este mundo. Muchos jóvenes vieron en Gerald Oropeza, un personaje de éxito, palabra clave que tiene una peculiar acepción en el mundo actual del facilismo y del dinero rápido. No se mide riesgos; se aspira a ser un joven de éxito inmediato, de autos lujosos, chicas de la TV estilo Esto es guerra. La frontera entre el bien y el mal se diluye y la balanza se inclina por el ejemplo.

Un mundo de presas fáciles a disposición de los comerciantes de drogas.

NECEDAD SOCIAL (A PROPÓSITO DE FUJIMORISMO Y PHILLIP BUTTERS, ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO DE TRUJILLO 18 DE JUNIO)

En febrero de este año, se posteó un interesante artículo de Juan M. Blanco, profesor español de economía y columnista. En este él describe, críticamente, la sociedad moderna en general (https://benegasyblanco.com/2017/02/28/la-imparable-infantilizacion-de-occidente/). Esta tiende a infantilizarse en desmedro del intelecto y el raciocinio, de la cordura y la reflexión, tan necesarios para realizar acciones maduras y tomar decisiones coherentes. En su aguda crítica, ve la política como una acción guiada por impulsos y vehemencias, más que por actos maduros y reflexivos. Blanco llega a enunciar lo siguiente: “El discurso político se simplifica, dogmatiza, se agota en sí mismo, se limita a meras consignas, sencillas estampas. Pierde la complejidad que correspondería a un electorado adulto. En concordancia con la visión adolescente del mundo, no se exige en los líderes políticos ideas, capacidad de elaboración[..]”. Esta triste realidad es la que puebla la política mundial (digno ejemplo es el mundo político de Donald Trump); la nuestra no está exenta de esta corriente de salvajismo juvenil aplaudido por gente que admira a patanes, bravucones o con poca formación académica. Un libro interesante para entender aún más el comportamiento de una sociedad que se refleja en sus políticos es El III Reich en el poder de Richard Evans; este libro describe el contexto histórico de una comunidad que cede su inteligencia a una camarilla de matones, mafiosos y fanfarrones de su escasa inteligencia. Aunque tomemos distancia, nuestra capacidad de crear analogías y extrapolar situaciones puede utilizar estas referencias para identificar claramente muchas de las acciones que suceden en nuestro país y a los personajes que las realizan. Un periodista patán o un congresista mediocre que actúan bravuconamente encajan a la perfección en las investigaciones sociales expuestas por los dos intelectuales previamente mencionados.

Nuestro tejido social se ve debilitado por personajes cuestionables que articulan a personas en torno a ideas lamentables y descabelladas, o que integran partidos políticos cuya razón de ser es actuar reactivamente, sin construir nada. El comportamiento de un partido político movido por la venganza es como ver a un niño que no puede jugar un partido de fútbol y quiere adueñarse de la pelota; o el del periodista que alimenta odios y discriminaciones para mover a un populacho hambriento de espectáculo digno de su “altura”. Tal para cual. Estas actitudes se extienden en todos los campos del quehacer en los que se está privilegiando el accionar light y rápido que el meditado. En muchos casos obedece a consignas de evitar el pensar para dar paso al actuar. Así podemos entender por qué nuestra sociedad vota por mediocres personajes cuestionables o se vuelven fieles seguidores de vendedores de cebo de culebra. Están reflejando la necedad colectiva, la de nuestra sociedad, que después termina lamentado sus acciones.