domingo, 11 de noviembre de 2018

OPORTUNIDADES TRUJILLANAS (ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO DOMINGO 11 DE NOVIEMBRE) BALLET Y OTRAS ARTES DE TRUJILLO.



Pese al pantanoso y escandaloso movimiento político de nuestra ciudad y nación, la semana que muere ha sido una verdadera fiesta para las formas artísticas cultas y populares de nuestra ciudad. Tras intensas jornadas, dos festivales internacionales, uno de canto lírico y el otro de ballet, han bajado el telón en dos escenarios que acogieron a un público ávido de ver y oír las manifestaciones nobles del espíritu humano a través del cuerpo y de la voz. Trujillanos y visitantes han podido, embelesados, participar en sendas actividades que han llenado con creces las expectativas de todos. Además, declaraciones de cantantes y bailarines de ballet a diversos medios nos permiten constatar que Trujillo sí está sonando de manera positiva en ciertos círculos internacionales que nos deberían llamar a la reflexión. Ambos eventos, en sus respectivos escenarios, son producto del esfuerzo de un puñado de ciudadanos que han logrado sacar adelante, contra viento y marea, estos dos festivales que colocan a nuestra urbe como un candil de las artes cultas en esta parte del continente.
La ciudad está recuperando lentamente ese prestigio que tuvo de ser el centro de diversas artes que permiten hacer crecer a sus ciudadanos en su calidad de vida y la formación de estos para convertirlos en seres reflexivos, sensibles y más humanos. En lo que va del año, Trujillo ha ido institucionalizando algunos eventos de las artes visuales, sobre todo el notable Encuentro Nacional de Artes Visuales, y las artes cinematográficas (V Festival de Cine Peruano, por ejemplo); este mes vio su ya tradicional Festival de Canto Lírico (ya en su vigésima primera versión) y el reverdecimiento del tradicional Festival Internacional de Ballet, que respeta la sucesión desde sus inicios por lo que estuvimos en la décimo quinta versión. Hay que destacar el hecho de que se ha podido ver el apoyo municipal y gubernamental regional en casi todos estos eventos. El maestro cubano de ballet, Miguel Cabrera, dijo en su momento que el arte debe de ser parte vital de la política pública; así, eventos como estos deben de contar con el apoyo incondicional de la comunidad (tanto público como privado), pues fortalecen la ciudadanía y la educación de esta en su formación holística. Trujillo ha sido testigo de varias propuestas; pero fueron quedando en el olvido, sea por el desinterés general al volverse poco atractivas; sea por el abandono económico que sufrieron muchos eventos (las más de las veces). Quedan en el grato recuerdo, las famosas bienales que llenaban de arte visual las calles del Centro Histórico.
La ciudad debe promover eventos culturales que se incorporen a sus propuestas turísticas e, incluso, laborales. Aún no tenemos datos de personas que nos visitan solo para estos eventos. En el Gran Teatro UPAO conversé con un joven que se afincó en Trujillo para trabajar en dicho teatro por la demanda de personal especializado. Un mundo interesante de posibilidades para nuestra ciudad y Región. Un rubro por conocer.

domingo, 4 de noviembre de 2018

SEMBLANZAS DE PASTORRURI (VIAJE A LAS ALTURAS DEL PARQUE NACIONAL HUASCARÁN)




Callejón de Huaylas. Una de las regiones más bellas de nuestro país, más visitado por compatriotas, sean turistas, estudiosos o estudiantes, y extranjeros que llegan a presenciar su belleza monumental, su viejo pasado o en busca de adrenalina como la que puedes hallar en escalar altas montañas. En menos de un año, setiembre de 2017 y julio del 2018, tuve la oportunidad de estar en esta región que siempre tiene muchas cosas para ofrecer y descubrir. En ambas ocasiones, estuve en los mismos lugares: Llanganuco, Yungay, Caraz, Chavín de Huántar. Pero en este julio fui a un lugar que había pasado por alto en el 2017: Pastorruri.
La primera vez que fui a este lugar fue en 1993. En esa oportunidad, la nieve llegaba hasta ciertos lugares que en la actualidad lucen áridos, pero con evidencias de erosión provocada por deshielos (como le está pasando a todos los glaciares del mundo).  El año pasado no quise ir a este lugar para no dañar el buen recuerdo que tengo de este magnífico lugar. En el 2000 regresamos con otro grupo de estudiantes del colegio en el que trabajaba y fue grato ver aún el hielo que aún llegaba hasta las laderas del cerro Pastorruri. Incluso había cuevas de hielo, las cuales ahora ya no existen. Más datos de esta triste situación ya anunciada desde hace más de dos décadas las tenemos en estos vínculos electrónicos: (https://sostenibilidad.semana.com/tendencias/articulo/derretimiento-de-los-glaciares-en-el-mundo-por-el-cambio-climatico/39720). Algunos reportes son más alarmantes, pues sindica la fuerte responsabilidad que tenemos frente a este fenómeno irreversible, según parece, y que tendrá carácter catastrófico a nivel mundial, siendo el Perú uno de los países más afectados por los deshielos no solo de los glaciales, sino de toda forma de agua en estado de congelación (como los polos) (https://www.sostenibilidad.com/cambio-climatico/el-deshielo-de-los-polos-en-cifras/) (https://gestion.pe/tendencias/deshielo-glaciares-228470?ref=gesr). (https://okdiario.com/ciencia/2018/04/04/deshielo-glaciares-punto-no-retorno-2052729). El descongelamiento ha permitido encontrar restos humanos en lugares donde había hielos “eternos” donde murieron congelados. Ahora hay una lista macabra de imágenes, nombres, cuerpos y objetos que son desnudados a la actualidad como vemos en los diversos siguientes vínculos de la prensa internacional: (https://www.elmundo.es/ciencia/2015/10/31/56321fb1e2704ee9068b45a9.html) ( https://elpais.com/internacional/2018/07/23/mundo_global/1532345833_454942.html)  (https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/09/150909_glaciares_sorpresas_derretimiento_cuerpos_lp). La humanidad es poco consciente de esta situación. Incluso algunos presidentes como el norteamericano Trump y el futuro presidente brasileño Bolsonaro son bastante irresponsables en sus mensajes al respecto. Esta es la realidad que vivimos y en la cual está inmerso el Glaciar Pastorruri. Es un glaciar condenado a una muerte lenta. En la actualidad los estragos se ven a la vista. Este es el Pastorruri: (https://es.wikipedia.org/wiki/Glaciar_Pastoruri). Muchos medios vienen advirtiendo de su extinción (https://larepublica.pe/sociedad/964077-en-los-ultimos-12-meses-el-glaciar-del-pastoruri-retrocedio-mas-de-31-metros-video) (https://larepublica.pe/sociedad/1057424-el-pastoruri-y-otros-cinco-glaciares-agonizan-por-el-cambio-climatico-video), así como viajeros que lo han visitado (http://pastorurienpeligro.blogspot.com/) (https://www.viajaporlibre.com/blog/glaciar-pastoruri-un-glaciar-en-el-corredor-de-la-muerte/).
Como era parte del paquete turístico y visita obligada para el trabajo de nuestros alumnos, nos dirigimos el último día de nuestra permanencia en el Callejón de Huaylas, el día 16 de julio nos embarcamos en dirección a este lugar. Como era nuestro horario de salida de nuestro hotel, arreglamos todas nuestras cosas para poder tener todo en orden para nuestro retorno. Felizmente el bus nos iba a recoger del mismo alojamiento. Luego de nuestro buen desayuno, subimos en nuestros respectivos buses para ir cómodamente. Nos íbamos a visitar el glacial.



Este forma parte del Gran Parque Nacional Huascarán. La montaña lleva el mismo nombre, Pastorruri o Pastoruri (la /r/ en quechua es rehilante, por eso se crea la confusión de su escritura, con una o dos “r” en posición intervocálica). Tomamos el camino de la carretera Huaraz – Pativilca – Lima, carretera por la cual ingresábamos antes los que veníamos de Trujillo u otra ciudad norteña (ahora el ingreso es por Casma). Cruzamos Recuay, y un poco más allá de Catac, iniciamos nuestra ruta hacia el nevado. Previamente habíamos pasado por varios relaves mineros abandonados por décadas, los que envenenaron las aguas del río Santa que recorre todo el Callejón de Huaylas. En la actualidad hay intentos de “cultivar” trucha en este río, uno de los más importantes de nuestra costa y, que, con el Chira y Majes, tiene agua todo el año, no es estacionario como los demás ríos de nuestro litoral. Sus aguas van al proyecto Chavimochic y sirven también al proyecto Chinecas, cerca de Chimbote.
Al entrar a esta zona, ya nos encontramos con un camino de trocha bien tenido. Hallamos a una pareja de ciclistas decididos a ir hasta el nevado en su propia movilidad. Valientes. En el camino cruzamos pequeños lagos en los que había muchos patos de altura. Llegamos a una zona de control para ingresar al Parque Nacional Huascarán, donde aprovechamos para hacer un breve alto en el camino para estirar las piernas y hacer una visita obligatoria a los SS.HH. En cierta manera, hay buenas facilidades en todos estos lugares, servicios que no había desde mi primera visita al Callejón en 1985. Cuando en ese entonces fui a Chavín de Huántar, las instalaciones eran rústicas y los SS.HH. eran silos en los cuales uno hacía malabares. Ahora es bastante diferente. Falta mucho aún, pero se ha avanzado de manera notable. El problema es cuidar las instalaciones y su mantenimiento. Por eso la energía solar es un buen recurso empleado en esta zona para abaratar costos y tener energía eléctrica en lugares donde no llega el sistema nacional.



Nuestra primera gran parada fue en Pumapampa, lugar que tiene ahora un mirador y ciertas facilidades informativas. Aquí vemos una suerte de bofedales y unas pozas con agua gasificada de subsuelo.  Hay cerca de ahí inmensas puyas que ya veníamos observando previamente. Cerca de este lugar hay también pintura rupestre. Hicimos una breve caminata, pero a lentitud, pues la altura ya te tiene atenazado.  La visita te permite ver el esplendor del lugar y lo imponente de la cadena de montañas que son los Andes. Ya estábamos cerca de nuestro objetivo. 








Casi una media hora después comenzamos a acercarnos a los nevados. De ahí a Pastorruri era un paso. Una vez estacionados nuestros buses, descendimos para organizarnos. Algunos querían subir a pie. Todos íbamos envueltos como unos fardos, puesto que el frío y el viento helado nos abatían. Uno puede ascender a pie o una acémila o caballo que te alquilan personas de la comunidad que está a cargo del control y cuidado de la zona. Los lugareños se han vuelto celosos de su patrimonio y no es para menos; cada año Pastorruri pierde muchos metros de sus glaciares y una de las causas es la del deterioro que causa el excesivo turismo al lugar; no todos los turistas son respetuosos de los lugares, muchos trepan en los glaciales, pisan y ensucian la nieve y suele quebrar el hielo solo por el prurito de dejar su huella destructiva como lo suele ser el ser humano. No vi grafitis, pero no es raro que los hagan en muros o piedras. Decidí subir a caballo (aunque pronto deberán de sacarlos, pues también perturban el equilibrio de la zona), ya no soy el joven que visita la zona por primera vez. Nada de riesgos absurdos.
Hasta una zona determinada, se procedía a caminar hacia el glacial. El frío es recio, estábamos ateridos. Queríamos exponer lo menos posible nuestra piel. Un par de nuestras alumnas tuvo que descender pues ya estaban un poco mal. Sin embargo, el resto siguió la ruta hasta el glacial en sí. Ahí las concebidas fotos.





Comenzamos nuestro descenso y en el camino nos hallábamos con nuevos grupos de turistas. Imagino cómo debe de ser el lugar en julio y agosto, meses de temporada alta. Con el tiempo van a tener que limitar el acceso, sino van a matar a la gallina de huevos de oro. Una vez llegados a los puestos de las vivanderas atacamos unos buenos choclos con queso y bastantes chochos; la experiencia nos había abierto el apetito. Un choclo serrano es siempre una bendición, grande y generoso. Y todos los chicos hicieron lo mismo, sin contemplar las medidas de higiene que es bastante escasa. Así emprendimos nuestro retorno hacia Huaraz. Debido a la fuerte experiencia en Pastorruri, la mayoría regresó durmiendo. No hubo muchos casos de molestias o afectaciones por la altura. Bien.
En el camino almorzamos en un restaurante de Catac. El viaje nos abrió el apetito; truchas, chicharrones, pollo frito, fueron arrasados por el hambre. Un buen viaje, una buena experiencia, una buena carga de emociones. Ya atardeciendo llegamos a Huaraz y lo que restaba del día nos fuimos al centro de la ciudad a hacer unas compras y comer unos buenos postres en una crepería de un francés en la Plaza de Armas.
Queda pues en mí una pronta visita a las lagunas Parón y 69. Así sea.







ASUNTOS PENDIENTES (DIARIO CORREO TRUJILLO DOMINGO 04 DE NOVIEMBRE)


El 2018 pasará a nuestra historia contemporánea como el año de posibilidades para nuestra sociedad. Todo empezó con el desmantelamiento de la Banda de los Cuellos Blancos, a mediados de este año, que dio pie para la caída de una serie de personajes y permitió el debilitamiento de un Poder Judicial corrompido por el narcotráfico. Debemos recordar que el móvil principal de la investigación de jueces, políticos, comunicadores y empresarios pertenecientes o vinculados a esta banda nos permitido tocar las honduras, la sima de la corrupción. El crimen develado ha hecho que un puñado de personas haya terminado en la cárcel, haya hecho que uno de ellos se preste a la colaboración eficaz (Camaño) y uno de ellos, uno de los peces más gordos del grupo, haya sido el más osado al haber huido del país.
Mientras, el caso de los famosos cocteles, usados como justificación para explicar ingentes ingresos de dinero en campañas electorales, sobre todo presidenciales, se reavivó en momentos en que la sociedad peruana se halla aún conmocionada con todo el escándalo del Poder Judicial circunscrito a Lima-Callao (aún). Dicho caso revisado, con más pruebas, fue motivo del encarcelamiento de la lideresa de Fuerza Popular. Pese a todas las campañas de obstaculización política (generada desde el Congreso) y un amplio sector corrupto del Poder Judicial, encabezado por el inefable Fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, el 31 de octubre se dictó prisión preventiva por 36 meses (3 años) a Keiko Fujimori.
Luego de este golpe político para muchos congresistas naranjas y sus aliados (por diversas razones), estos comenzaron a movilizarse; sea para evitar que muchos de los interesados puedan resultar ser implicados en esta ilícita actividad (caso el colaborador eficaz Rolando Reátegui, quien se limpió previamente); sea para evitar abrir más esa gran caja negra en la que se está convirtiendo el caso Lava Jato. Tanto así que el cuestionado informe sobre dicho caso, presentado por la congresista Rosa Bartra ha sido sometido a revisión gracias a la votación del Pleno para su desclasificación, pese a la destemplanza de dicha congresista. Este documento, irregular en su factura, excluye groseramente al cuestionado líder del APRA, razón por la cual este ha abierto una suerte de frente de lucha en pro de la rea lideresa. Favor con favor se paga.
El ruido político generado en estos dos últimos años generado por la renuncia de un Presidente, los frecuentes escándalos congresales de corrupción (el de Cuellos Blancos es uno más) y la retención carcelaria de Keiko, lideresa del aún principal partido de oposición; todo esto ha pasado factura a la estabilidad social y económica del Perú en su conjunto. Muchos personajes políticos, empresariales y de comunicaciones son sindicados como corruptos (AGP, Ollanta Humala y esposa, Toledo, PPK, Susana Villarán; grupo GM, entre otros). Su fin debe de ser la cárcel. Limpieza en casa para un mejor país.

domingo, 28 de octubre de 2018

CIUDAD GÓTICA (ARTÍCULO APARECIDO PARCIALMENTE EN DIARIO LA INDUSTRIA POR EL DÍA DE LAS CIUDADES) DOMINGO 27 DE OCTUBRE


El 31 de octubre es el día de la ciudad como tal, el espacio geográfico ocupado por ciudadanos que se encargan de hacerla su espacio, y esta ofrece a los que la habitan las condiciones de vida dignas para su subsistencia, desarrollo y descanso. Esos son los conceptos e ideales que uno tiene al habitar una ciudad. En ella nacemos, nos educamos, crecemos, laboramos, nos reproducimos, nos realizamos, nos curamos y nos extinguimos. Para cada una de estas macro actividades existen espacios concretos para su realización: hospitales, centros educativos, centros laborales, centros de diversión y cementerios. Las ciudades, desde que estas aparecieron hace miles de años, han ido evolucionando y creciendo hasta desplazar un concepto de vida que primó en la especie humana por siglos: el mundo rural.
Desde Ur o Caral, ciudades que eran centros religiosos y militares, fueron evolucionando hacia centros económicos, comerciales y culturales en los últimos tres siglos. Así van surgiendo los monstruos urbanos millonarios que han cambiado la fisonomía del planeta desde el siglo XIX a la fecha: São Paulo, México D.F., Shanghái, entre otros, son urbes que acogen millones de individuos y que no cesan de crecer. Construcciones de materiales, muchas veces no naturales, van creciendo en estos lugares para desarrollar diversas actividades o satisfacer egos de poder. Espacios que procesan los elementos para que sus habitantes puedan consumirlos sin sufrir consecuencias fortuitas. Son monstruos devoradores de recursos y, a su vez, generadora de hábitos que adecuan a sus habitantes a su perspectiva. Un ciudadano de estas urbes tiene una percepción del mundo muy particular y que presiona con sus hábitos de consumo todas las actividades humanas modernas, fomentadas cada vez más con la producción en serie. Un terrible “mundo feliz” al estilo Aldous Huxley. Cierta vez, en un programa danés se presentaba a un segmento de población urbana, sobre todo adolescentes, que nunca había visto una vaca real a lo largo de su vida. El mundo exterior a su “realidad” llega a través de pantallas LED, Ipod, Tablets u otro medio electrónico. La ciudad es el espacio, además, en el que más etiquetas sociales surgen. Aparecen de acuerdo a estilos de vida y que permiten a los demás establecer formas de interrelaciones personales, así como, lastimosamente, discriminaciones.  
¿Es Trujillo, una ciudad? Lo es. Con casi un millón de habitantes, es una ciudad que demanda diariamente muchos recursos; por tal motivo se ha hecho totalmente dependiente de los proveedores de los mismos que habitan en su periferia o importa dichos recursos. Sus debilidades como tal se vieron descarnadamente durante el Niño del año pasado y que la amenaza el año entrante. Como ciudad, Trujillo tiene cientos de carencias, incrementadas por el desorden de muchos de sus habitantes y una falta de autoridad real que regule y sancione a los que trasgreden las normas ciudadanas. Trujillo puede ser una buena urbe dependiendo de sus habitantes: es una realidad forjada por su millón de habitantes y solo ellos son los indicados para enmendar errores y solucionar los problemas que la aquejan diariamente y al largo plazo. Para ello es indispensable que la población trabaje con autoridades idóneas que piensen en la ciudad y no en beneficio personal o sectario como viene sucediendo en las últimas décadas en nuestro país.

¿FIN DEL IMPERIO NARANJA? (ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO TRUJILLO DOMINGO 27 DE OCTUBRE)

Chávarry haciendo movidas por todos los frentes posibles; la abogada de Keiko Fujimori, Giuliana Loza, gritando en la sala enfrentando a la autoridad de la misma; diversos congresistas “afiliados o amigos del partido” convirtiéndose en colaboradores eficaces; cambios de portavoces de FP y extrañas licencias partidarias. Una semana bastante agitada que han tenido en vilo a la población peruana.
Desde el punto de vista de un rating televisivo, el juicio a la excandidata presidencial ha copado la parrilla programada y ha captado la atención de toda la población, sea por búsqueda de justicia, por reivindicación de la cuestionada lideresa o por puro morbo. Los cambios de carácter de KF, antes una leona agresiva, luego un manso cordero que clama por el diálogo y la reconciliación, me hacen recordar el film Operación Finale que narra la captura del criminal nazi Adolf Eichmann. Este nazi, una vez capturado, actuó como un manso cordero y que, durante su juicio en Jerusalén casi a sangre fría, adujo que había actuado dentro del estricto orden imperante en su momento. Tal fue la lógica cínica de este criminal de guerra que valió la reflexión de la filósofa Hanna Arendt acuñando la frase la banalidad del mal en el libro que escribió a propósito de este famoso juicio. Sin llegar a esos extremos, la lógica exhibida durante estos años de liderazgo de Keiko con su partido y su intención de gobernar obedece a móviles oscuros que se dan dentro del poder y la gloria. Parece ser que no ha dudado en vincularse con personajes e instituciones oscuras con el fin de lograr sus objetivos. Han buscado legitimarse para continuar con su plan. Todo obedece a una lógica con la cual somete a sus partidarios y seguidores. La presentación de los mensajes enviados por chat entre sus congresistas raya con el servilismo.
Parece ser que, sean los resultados del juicio, la autoridad de Keiko se verá muy mellada, así como el partido FP. Las reacciones de muchos congresistas de su bancada han dañado la supuesta solidez y espíritu monolítico del mismo. Ahora entre ellos dudan y sospechan del otro. Se barajan muchas posibilidades, entre las cuales ya se habla del retorno de Kenji, quien hizo comentarios escuetos a raíz de la captura de su hermana Keiko. Su bajo perfil durante el ostracismo por su hermana, en cierta manera, ha sido una salvación para Kenji. Keiko Fujimori se está quedando sola, únicamente acompañada de su personal de confianza, identificado también como causante de toda esta situación. Desde esta perspectiva, la caída de Keiko es casi inevitable, puesto que su liderazgo ya no inspira confianza entre su gente partidaria. Si Chávarry, en sus movidas oscuras, logra detener la avalancha contra la lideresa, la sombra de Lava Jato permanece ahí a la vuelta de la esquina. Los colaboradores eficaces tienen información difícil de ocultar o callar. Las puertas están abiertas a Kenji u otros oscuros personajes.

domingo, 21 de octubre de 2018

ENGAÑO ESTILO NARANJA (ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO DOMINGO 21 DE OCTUBRE, TRUJILLO)


Decepcionante. Frustrante. Burda torpeza. Acciones distractoras. Cinismo puro.
La semana pasada ha sido la culminación de uno de los periodos más negros de la política peruana. Desde la caída de PPK, los manotazos de ahogados de una lideresa y sus adláteres serviles han sido una muestra tosca de manipulación de la verdad, manejo torcido de las personas y algún otro sacrificio político de personajes fusibles a los que se prestan los integrantes del partido naranja. Tras la detención preventiva de Keiko Fujimori, motivo de diversas controversias, la fuga y el asilo trunco del otrora poderoso Juez Supremo César Hinostroza en España han desnudado la sórdida trama que ha tejido la corrupción naranja a lo largo del territorio peruano en nuestra sociedad.
Los resultados electorales municipales y regionales, a lo largo del país, les resultaron incómodos y son adversos para sus reales intenciones con el poder como lo estaban manifestando exitosamente al haber logrado la caída del Pedro Pablo Kuczynski. Estas elecciones son la validación de la caída libre de la popularidad del otrora popular partido Fuerza Popular. Interesante antítesis. Las reacciones partidarias han sido cada vez más toscas, rayando la estupidez y el cinismo, blindando a personajes matonescos impopulares y de pocas luces en la construcción de argumentos. Sus propuestas dentro del circo en el que se ha convertido el Congreso peruano son absurdas, impopulares, adversas a la transparencia y al sentido común. Pero obedecen a la intención de distraer a la opinión pública y los medios de comunicación. La salida de Keiko a su hogar para reunirse, entre lágrimas, con los miembros de su familia, distrajo las cámaras y micrófonos de los medios, así como los ojos y oídos ciudadanos para que el cuestionado Hinostroza huyera, escandalosamente, por la frontera norte. Un Congreso servil, lleno de partidarios naranjas y sus cómplices, sale a echar culpas propias contra ciudadanos e instituciones que esperan las decisiones de Poder Legislativo, ergo el Congreso, para ejecutar dichas decisiones. Las visitas a su lideresa retenida en prisión fueron una “justificación” para la dilación de una serie de medidas urgentes como la captura de tan siniestro personaje, César Hinostroza, integrante de la banda “Los cuellos blancos”. Las absurdas justificaciones emitidas en coro por diversos congresistas ya tocan el fondo de la estulticia y del cinismo. Eso es ya ser caradura. Conchudez en su más alta expresión.  
Mucha gente, indignada, asqueada (incluso partidarios fujimoristas que de manera silenciosa se muestran disconformes de lo que viene sucediendo en FP), piden medidas más radicales ante las evidencias de torpedear la democracia para crear ingobernabilidad. Se exige cerrar el Congreso, evidente escollo para la nación. Sin embargo, hay que evitar que algunas tentaciones fascistas “legitimen” esta lacra en la que se ha convertido la Botica naranja.

martes, 16 de octubre de 2018

CERRO CAMPANA, CERRO SI-PONG: GRAN FUTURO TURÍSTICO PARA LA LIBERTAD




8 de setiembre ha sido un día muy grato para un buen grupo de personas que tuvimos la idea de visitar finalmente el cerro Campana. En realidad, nuestra visita no era para escalar este gran accidente geográfico que identifica el paisaje de la ciudad de Trujillo, sino conocer los vestigios dejados durante siglos por antiguos moradores o visitantes de esta zona y su trato con el cerro considerado como un padre tutelar, gran Apu o zona de recursos naturales; además, conocer una interesante flora y fauna que corresponde a una zona de nieblas y de lomas. Zonas como estas se encuentran en Lima (Lachay) y Arequipa (Atiquipa). Sobre el cerro Campana o Sipón se han escrito diversas investigaciones científicas en el área de la Biología, Botánica, Zoología, geografía y arqueología. Todas investigaciones apuntan a que esta zona se convierta en una gran reserva o parque, un área intangible, acciones promovidas por diversas personas e instituciones. Estas acciones han tenido avances, pero así también como retrocesos de índole político, empañado por intereses económicos que ven a este cerro más como un “estorbo” que una gran oportunidad, como la que muchas personas ligadas a la actividad turística plantean. La visita era para conocer una pequeña porción del potencial que encierra este espacio, rico en geografía, historia y naturaleza. Conviene leer este pequeño texto para ir con una idea de lo que uno va a encontrar en el lugar (file:///C:/Users/Gerardo/Downloads/Rodriguez.etalCerroCampana.pdf).






Gracias a la iniciativa de Juany Solís, una buena amiga, a cargo de la ONG Otra Cosa, se armó un grupo de personas (mayormente mujeres) para hacer el periplo con la guía de Percy Valladares, hombre dedicado fehacientemente a proteger este patrimonio. Percy ha recorrido este espacio desde su niñez y ha sido testigo de los cambios que ha sufrido este espacio. También es testigo de la indolencia política de pequeños y grandes, de huanchaqueros y foráneos, de no tomar en cuenta este lugar, incluso apoyando veladamente acciones ilícitas como invasiones de tierras, tanto a esta área como a la zona aledaña que conforma una integridad: los totorales de Huanchaco.
Nuestra actividad empezó temprano. María y yo recogimos a Wendy y Mirian, profesoras del Fleming, quienes también se unieron a esta expedición. Nos dirigimos a Huanchaco a buscar a Sophia y Juany. Pensaba dejar mi auto en casa de Juany, pero se complicaron las cosas. Al final, dejamos el auto en el local de Otra Cosa. Íbamos ya retrasados por este impase, habida cuenta de que Huanchaco tiene muchas calles cerradas por los cambios de desagüe que se hacen desordenadamente generando el caos vehicular. La idea era salir a las 7 am. Todo el trajín nos tomó una hora. Salimos, pues, con una hora de retraso y eso nos iba a generar ciertas incomodidades a final de cuentas. Nos dirigimos hacia una zona por una ruta no pavimentada que lleva cerca de terrenos que han sido cercados. Percy nos explicaba que eran acciones ilícitas y que muchos dueños emplean sucias estrategias como la de ir agrandando sus propiedades con desplazamiento sigiloso de los cercos. Vimos una que ahora encierra una antena de telefonía inactiva. La zona ocupa territorio arqueológico e, incluso, corta tramos del Camino Inca. Esta zona es disputada con Chavimochic, larga historia que generó un enfrentamiento contra un congresista que quiso actuar de buena fe y halló voces de protestas y desacuerdos entre varios empresarios. Comenzamos la caminata en forma paralela a una valla. Nos fuimos adentrando por el arenal, cuando nos encontramos con algo de vegetación y algunas zonas rocosas, con mucho liquen. Bastante humedad. Felizmente tuvimos un día no soleado, lo que nos permitió hacer la marcha no tan fatigante en un inicio; pero sí teníamos un fuerte viento. Llevar un cortaviento o una casaca es lo recomendable por estas épocas del año. Nuestro encuentro con toda esta vegetación me permitió ver la capacidad de adaptación de la vida en zonas extremas. Para conocer más y con fotos de la flora, es bueno leer este artículo: http://www.sacha.org/Campana_Arnaldoa2014.pdf.  Nos encontramos con unos cactus llamados Espostoa Melanostele. Su fruto es interesante. 




Otra planta muy frecuente en la zona es la llamada Tillandsia Latifolia, crece de manera abundante y retiene humedad. A medida que íbamos “adentrándonos” en la zona, íbamos hallando cada vez más restos de cerámica, tanto fina como rudimentaria de uso doméstico. Algunas de ellas de la cultura Cupisnique, pero no son los únicos vestigios que hay. Seguimos en nuestro camino y nos topábamos con más e interesantes restos arqueológicos. Zonas trazadas, cual caminos, que se hallaban en zonas altas (¿altares?). Lamentablemente, algunas de estas zonas han sido alteradas o dañadas, pues fueron ocupadas por el ejército e, incluso, fueron utilizados como campo de tiro; hay gran presencia de casquillos de balas usadas, así como rastros de campamentos. Pero el plato fuerte iba a estar en una zona como anfiteatro natural en el que se hallan varias figuras humanas claramente trazadas por las plantas que crecieron donde hubo piedras que se han ido desintegrando con el tiempo (https://andina.pe/agencia/noticia-encuentran-geoglifo-forma-candelabro-cerro-campana-trujillo-253915.aspx). Wendy, como profesora de Biología, propuso una explicación interesante: los líquenes se instalan en las ranuras y grietas de las piedras, estos líquenes son el nutriente natural de las plantas que llegan en pequeñas semillas y se “instalan” en la piedra hasta que la terminan por fracturar la roca quedando la planta y manteniendo la forma ya que se queda en el lugar donde se hallaba la piedra en la obra hecha por los antiguos peruanos. Es una hipótesis. Percy nos comentaba que en su niñez toda esta zona estaba cubierta por grandes y pequeñas dunas; en la actualidad, estas tienden a desaparecer y se van hallando restos de todo tipo.




Nuestra caminata siguió hasta llegar a una marca geodésica. En nuestra trayectoria fuimos viendo más vegetación y vestigios de cerámica. Pero también vimos los caracoles de arena, pequeños caminantes que van dejando su trazo por la baba que emiten. Eran parte de la alimentación de los antiguos; pero también se ve que llevó a esos lugares caracoles marinos, que tienen otra forma de caparazón. Vimos algunas zonas que aún mantienen dunas de regular tamaño. Comenzamos a encontrarnos con otras plantas de flores pequeñas, blancas: Alternanthera halimifolia. Cada vez más era frecuente encontrar espacios en los que se habían realizado ritos y pagos, con diversos restos (cerámica o comida) y muchas más plantas diversas. Vi un cactus interesante: melocactus peruvianis. Llegamos a estribación por la cual descendimos, no sin antes haber visto una hermosa lechuza que trataba de alejarnos de su nido. Percy nos indicó que íbamos a una zona en la que se hacían sacrificios humanos en periodo moche. Esta zona está identificada con una gran cruz que parece ser artificial y no de origen cristiano. Antes de descender, nos percatamos que a espaldas de nosotros se veía una hermosa vista del mar, el mar de Huanchaco, solo que más cercanos al cerro Campana. Descendimos; un grupo decidió descasar un poco y almorzar las provisiones que habíamos llevado. Otro grupo decidió visitar un pequeño bosque de rocas con caprichosas formas. Una de ellas simulaba el perfil del dragón del film La historia sin fin; me hice la obligada foto.





Lo que se pensaba hacer una pequeña incursión de 15 minutos, se convirtió en una marcha de casi media hora. El tiempo nos estaba ganando. Habíamos quedado a cierta hora para ser recogidos en un punto de la carretera, y se calculó que íbamos a llegar más tarde de lo previsto. Así que comenzamos nuestro retorno. Este fue por un camino menos escarpado y tuvimos acceso a una cueva en la que había arte rupestre. No pudimos disfrutarlo mucho, pues la luz se iba extinguiendo rápidamente. Además, el frío iba arreciando, por lo que decidimos apretar el paso. Felizmente la arena no se convirtió en nuestro enemigo, pero sí el viento helado que suele correr más fuerza a la caída del sol (aunque felizmente no hizo su aparición durante nuestro recorrido).




Llegamos a nuestro punto de recojo a las 6 pm, una hora más tarde de lo pactado. Fatigados, pero felices de haber estado con el Apu tutelar de Trujillo. A cuidarlo.