Datos personales

Trujillo, La Libertad, Peru
Un espacio para mostrar ideas y puntos de vista ligados al arte, a la cultura y la vida de una sociedad tanto peruana como universal

domingo, 14 de agosto de 2022

AREQUIPA EN SU DÍA

 


Mañana, lunes 15 de agosto, Arequipa celebra un nuevo aniversario de su fundación, celebración en la que la ciudad recuerda su creación hispana, aunque sus orígenes se remontan en el mundo prehispánico sureño. Viví más de una década en esta bella ciudad al desplazarse mi familia norteña por cuestiones laborales de mi padre. Años maravillosos. En 1970, la ciudad experimentó un vuelco en cuanto al tratamiento de la ciudad y el abrir nuevas propuestas para hacer de esta un potencial turístico que trató de involucrar a la mayoría de sus ciudadanos del Centro Histórico. La apertura del claustro de Santa Catalina y la restauración de varios barrios emblemáticos como el de Yanahuara, por ejemplo, significó no sólo el aporte de la empresa privada, sino el apoyo de sus ciudadanos y el poder municipal que hizo suya esta propuesta para crear un nuevo rostro de Arequipa. Fueron años movidos, pero la población hizo suya esta idea y es ese sueño hecho realidad el que ahora muchos visitantes ven de esta ciudad. Desde la señora que salía a barrer un buen tramo de la acera de su casa hasta las autoridades que entendieron que el bien común era el bienestar de todos. Hubo y hay problemas, como en toda sociedad; pero hay que reconocer que la visión de una idea, su planificación y organización, más la presión colectiva (importante) para lograr el objetivo hizo una transformación relevante que han hecho que la ciudad sea considerada una de las más bellas del Perú. No es acción divina, ni regalo de los dioses; es el trabajo colectivo que hace que esta ciudad sea lo que es. Lastimosamente la profunda corrupción de las últimas décadas ha afectado a esa región; pero, pese a todo, es el carácter de su gente, de su visión cívica y ciudadana, de su identidad regional, de su orgullo de pertenencia (esa que tanto usan como caballito de batalla en diversos lugares); todo esto combinado les ha permitido colocarse en un buen puesto en lo económico como cultura y social en el país.

Aunque no soy muy simpatizante del fútbol, escribo esta nota también por la alegría por un equipo de fútbol, el Melgar Fútbol Club, quizás desconocido para la mayoría de personas pendientes de las notas centralistas en los medios. Ese equipo ha arrancado gritos y llantos de alegría a miles de peruanos necesitados de algo positivo mientras los políticos deshacen nuestro país. Que ese puñado de jugadores represente el espíritu de los demás ciudadanos, aquellos que no queremos ser aplastados por la miseria que representa el mundo político. Que los jóvenes tengan un momento de orgullo y satisfacción frente a los fracasos y podredumbre de los personajes de moda en los medios (¿Ya se olvidaron de Kimberly García?). Lima no es la vara que mide el éxito de nuestra realidad. Así como Colombia, Ecuador, Bolivia, Brasil, incluso Chile y Argentina, tienen ciudades contrapesos a sus capitales; sueño el día en que Trujillo pueda convertirse en una. Ojalá llegue a vivir esa experiencia.




lunes, 8 de agosto de 2022

AL LÍMITE (DIARIO CORREO ARTÍCULO DE OPINIÓN TRUJILLO 07 DE AGOSTO)


En una semana llena de pantomimas y desplantes en el mundo político peruano, y un avance alarmante y descarado de la corrupción en el Poder Judicial, una triste noticia nos estremeció y nos debe de invitar a una profunda reflexión, esa que los partiduchos que nos gobiernan en los poderes legislativo y ejecutivo no nos permiten abordar por ocuparse estos más en cubrir sus veleidades y trafas que en preocuparse por la ciudadanía.

El fin de semana pasado vi una obra teatral puesta en escena por jóvenes actores trujillanos. El tema: el suicidio. Dos jóvenes entablaron un diálogo, cínico y desesperante, sobre la realidad que los empujaba a tomar tan drástica respuesta a un pesado morral cargado de frustraciones, rechazos y derrotas; esas que agobian a miles de personas. Las procesiones van por dentro. Pese al acercamiento entre ambos, toman la fatal decisión de saltar al vacío. Tras dos años de pandemia (que parece rebrotar galopantemente), todos nos sumimos en el silencio de nuestras casas, en un aislamiento cargado de temor e incertidumbre. Cuando reviso los textos de entonces, asombra saber que llegamos hasta aquí. Pero no llegamos íntegros. En el camino muchas heridas mentales se abrieron; pero hubo la esperanza de que en algún momento las íbamos a abordar para reconstruir nuestra psique, nuestras emociones, nuestro mundo interior. Algo de esperanza. Mis textos escritos a inicio de este año invitaban a la reflexión y diálogo, luego de conversaciones sostenidas con profesores y psicólogos durante los primeros meses de retorno a la presencialidad estudiantil. Olas diversas de emociones recorrían las aulas y patios de diversos colegios; niños y jóvenes volvían a verse; pero, en el trayecto fueron emergiendo grandes carencias en infantes y adolescentes. Duelos truncos, miedo a la socialización, reclamos no oídos, miedos y tics iban surgiendo entre ellos. Capacidades motrices truncas entre los más niños y dificultades de trabajar en equipo. Quizás otras carencias vayan a surgir en las aulas universitarias, fuera del deterioro académico. En la absurda creencia de que los adultos pueden ser más capaces de controlar sus frustraciones, he ido teniendo algunos amigos quienes partieron por sus manos sin habernos preocupado por sus silencios. Decidieron saltar al vacío al no tener las respuestas que necesitaban. La sociedad nuestra enfrenta estos nuevos vacíos que agobian a muchos profesionales de la salud mental, profesores, padres de familia. A la sociedad en general. Los puentes están débiles y muchas veces son muchos elementos externos los que empujan a tan fatal decisión.

Además, muchas personas son víctimas de vejaciones por inescrupulosos abusivos y, también, por medios escandalosos; algunas personas aprovechan para sacar ganancia del escándalo público; de eso viven: del morbo de la chusma. Estos inescrupulosos son culpables de esta situación justificando su accionar lesivo para satisfacer a “su público”.


domingo, 31 de julio de 2022

MUERTES LENTAS (ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO TRUJILLO 31 DE JULIO 2022)


 Fiestas Patrias. Deslucidas por la malcriadez, la irrealidad y la confrontación. Acentuación de la anomia política que venimos sufriendo ya por décadas y que pareciera que todavía no se ha tocado fondo.

Todo este despelote de los últimos días nos ha permitido ver la clase política que nos gobierna, desgracia que tratar de ser “protegida”, si cabe el término, por personas que inundan nuestros medios de comunicación masiva virtual con memes y mensajes tergiversados de uno u otro bando, si también cabe el término. Y los medios de comunicación no han hecho nada más que jugar una suerte de caja de resonancia torcida con noticias alejadas de la verdad. El lamentable caso de la supuesta fuga de la hijastra del presidente ahonda todo el escepticismo válido que todo ciudadano puede tener sobre dichos medios. Las elecciones de la nueva presidencia del Congreso es otra muestra de negocios turbios en los que caen cabezas y se empodera a personas de dudosa reputación. La política peruana es el espacio de acomodos y de intereses, sobre todo personales, creado por el debilitamiento de los partidos políticos. Son estos últimos los responsables de haber puesto al presidente que, hipotéticamente, nos dirige y al congreso que, supuestamente, debe velar el bien común. Ni uno ni lo otro. La habilidad y muñeca de las movidas políticas son las suficientes como para dirigir todos los dardos de la opinión pública hacia la medrada presidencia que tenemos, mientras los otros también juegan a espaldas de la ciudadanía. El discreto aumento de sueldo al personal del Congreso es una sutileza que poco ha preocupado a los masivos medios de comunicación, salvo algunos. Triste realidad.

Se habla de vacancia de una manera u otra. Se habla de que el Congreso también debe de irse (¿lo harían?). Elecciones generales. ¿Con qué candidatos? ¿Los mismos personajes que han causado todo este desmadre y haber polarizado el país al nivel en que estamos? ¿Nos polarizaremos más? ¿López Aliaga, cuyo partido se ha desmoronado y ha quedado circunscrito a Lima? ¿De Soto, ya desaparecido del mapa político mientras su partido es un neo vientre de alquiler? ¿Keiko, quien afrenta problemas con la justicia y tiene un partido plagado de tránsfugas? ¿La izquierda, llena de partiduchos y de cacicazgos provincianos que llevan su modus operandi a palacio? ¿Acuña, cuyo liderazgo ha sido fortalecido en estas elecciones del Congreso y cabeza de un partido con personajes muy cuestionables? ¿Querrán los líderes de estas agrupaciones políticas reformular la Ley de Partidos para evitar ser vientres de alquiler y acoger cada vivaracho, estafador o violador como ahora tenemos? A mi modo de ver, la función del control mediático que se ha hecho al inepto Pedro Castillo debe de ser el mismo para todos los políticos, pues debemos ser conscientes que, si sale Castillo, uno de los que lideran esos fantoches gremiales del congreso será el nuevo presidente de nuestra nación.


domingo, 24 de julio de 2022

OSCURIDAD Y LUMINOSIDAD (ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO TRUJILLO 24 DE JULIO)


Cercanos a Fiestas Patrias en las que todos celebramos una fecha simbólica y relevante para nosotros, nubarrones cubren el panorama social. Nubarrones políticos como de salubridad en medio de una crisis mundial: la anomia política partidaria y el rebrote galopante de la pandemia que puede cambiar el rostro de la debilitada economía peruana en su conjunto.

La renuncia de dos integrantes de APP en el Congreso obedece más al prurito por la obtención del poder de cualquier manera. Esto nos muestra cualidades y flaquezas individuales y partidarias. Y debilitan a este partido para las elecciones municipales y regionales del próximo octubre. Es interesante analizar el destino que optaron cada uno de los dos “pesos pesados” exapepistas: Echaíz se fue por la ultraderecha conservadora y Héctor Acuña hacia la izquierda atomizada. El caso de este último es bastante relevante, pues, además de ser congresista por La Libertad, es hermano de César Acuña, cuyo partido regenta el poder en muchos municipios y el Gobierno Regional en la actualidad. Solidez deteriorada. Los liberteños tenemos dos congresistas que los elegimos por un partido para migrar a otro en menos de un año. Lecturas que podemos deducir de este hecho: la carencia de una clara ideología de los partidos políticos hace que estas congregaciones acojan personajes de tendencias políticas antagónicas que generan situaciones conflictivas a la hora de tomar decisiones transcendentales para nuestro país. Así podemos ver también la misma trayectoria del errático presidente que nos gobierna. Postuló por un partido de derechas (Perú Posible) en el 2002 para terminar encabezando la lista presidencial por una caricatura de partido que se fragmenta cada vez más (Perú Libre). Sólo podemos entender esta situación a que nuestros representantes únicamente les interesa aprovechar del poder lo más posible; para esto, se autoasignan puestos públicos, desde direcciones locales hasta ministerios, o se premian entre ellos para revestirse (hasta con cuadro develado) de legalidad y falsa gloria.  Todo esto en el marco de un claro enfrentamiento de dos poderes desgastados para toda la ciudadanía. Las integrantes del poder ejecutivo y legislativo, salvo excepciones puntuales, tienen otras prioridades personales, antes que priorizar en pensar cómo enfrentar los problemas del rebrote de la pandemia y la gran crisis generada por una inflación mundial, escasez de recursos básicos y una tensión bélica en el mundo. El mensaje puntual de Uriel García ha sido, espero, una contundente llamada de atención a esta gavilla de dirigentes que tenemos. Ellos, los políticos, nos están dando una muestra de la miseria moral en la que puede caer nuestra sociedad.  Acciones como el de la atleta huancaína Kimberly García, hermosa y poderosa, que sintetiza la labor de millones de peruanos trabajadores nos da un rayo de esperanza en medio de la miasma. Para ellos, los peruanos de a pie, Felices Fiestas Patrias. 


domingo, 17 de julio de 2022

LA CAVERNA (ARTÍCULO DE OPINIÓN) TRUJILLO 17 DE JULIO 2022

 


Había escrito hace tres semanas sobre varios personajes de  nuestro decadente mundillo político; enumeré a varios congresistas como Valdemar Cerrón, Guido Bellido, Patricia Chirinos, José Luna, Patricia Juárez, Jorge Montoya, Enrique Wong, entre otros; los que representan a diversos partidos políticos, supuestamente adversos ideológicamente, pero tan símiles en sus acciones que demuelen diariamente la escasa pizca de credibilidad que les queda (¿alguien a estas alturas les cree literalmente?) y vemos con qué impunidad cometen atropello tras atropello en sus propuestas, acciones y negaciones.  Con un gobierno tan mediocre como el que tenemos y que negocia abiertamente para poder subsistir, el poder legislativo y el poder ejecutivo conviven en una suerte de insano contubernio; arreglos que permiten que muchos cuestionados ministros, como el ahora prófugo y cuestionado Juan Silva jamás censurado por el actual Congreso pese a las escandalosas evidencias; y, por otro lado, los avances de propuestas legislativas contra la Constitución, esa que querían defender hasta con los dientes. Vemos a un presidente enredado en sus mentiras y anuncios absurdos, y un círculo parental que se comporta como los círculos cercanos de presidentes anteriores, pero con un accionar más burdo y con un seguimiento a muerte de muchos medios de comunicación como no lo hubo con tanta intensidad anteriormente. Tenemos un gabinete ministerial poblado por algunos personajes con currículo bastante preocupante. Y, por último, pero no peor, la pléyade de congresistas ansiosos de buscar cómo “jalar agua para su molino”. Para ello no dudan en actuar con todo desparpajo para justificar sus acciones totalmente reñidas en desmedro de nuestra sociedad: el ataque abierto contra la SUNEDU es una de las tantas perlas que estamos viendo. Pese a que un congresista gana poco (Enrique Wong dixit) y tengan que trabajar atentando contra la integridad familiar como lo explicó Nano Guerra García, estos inefables personajes quieren aferrarse a algún organismo del Estado (Congreso), al que tanto defenestran y boicotean; la promoción intensa del retorno a la Bicameralidad con la posibilidad de reelección fue rechazada abrumadoramente en el referéndum del diciembre del 2018. Obstinados varios de ellos, con la fujimorista Patricia Juárez a la cabeza, no cejan en su propuesta; pero todo parece que no prosperará sino, de tratar de serlo, tendría que ser sometido a nuevo referéndum. Y para cerrar la mediocridad de la casta política que nos desgobierna, un baño neutro ha sido motivo de que nuestro país le haya podido darle las espaldas a realizar la asamblea de la OEA en Lima. Tan ridícula ha sido la argumentación para justificar esta negativa que esta noticia ha sido expuesta en la prensa internacional que desnuda la mediocridad de las personas que tienen en sus manos la política de nuestra nación. En octubre hay elecciones, ¿con lo que que estamos presenciando, saldremos de las profundidades?




domingo, 10 de julio de 2022

EL PRECIO DE LA MALA FAMA (ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO TRUJILLO 10 DE JULIO 2022)

 


“Cría fama y échate a la cama”. “Cría fama y échate a dormir”. O la extrapolación de la fábula de “El pastorcito mentiroso” atribuida a Esopo. Estos refranes y la fábula mencionada sintetizan, de alguna manera, las diversas reacciones en las redes sociales y las conversaciones de café y entre amigos ante lo ocurrido recientemente en el mundo de las comunicaciones masivas.

El miércoles último se suscitó un extraño incidente en el distrito de Chadín, provincia de Chota en Cajamarca: un secuestro (así se lo identifica) de dos periodistas del programa Cuarto Poder que estaban haciendo una investigación sobre el caso de la cuñada del presidente Pedro Castillo. Además, hubo una interrupción en la programación de una televisora a nivel nacional en la que uno de los periodistas leyó un pronunciamiento dictado por los ronderos. Este incidente generó toda una serie de reacciones de censura y rechazo contra los autores de dicha acción y solidaridad con los periodistas. Hasta aquí todo iba dentro de lo correcto, si cabe el término, pues lo que vino después sí puede ser preocupante para la labor periodística en sí, un poder tan necesario para combatir la corrupción que recorre campante por todos los estamentos sociales. Una ola de escepticismo y burla corrió por las redes, agravada por el mensaje que en grupo se dio en dicho canal de televisión. El efecto debe de invitar a la reflexión a la parte afectada.

Este hecho enfrenta dos entidades de nuestra sociedad: el periodismo de los grandes medios y las rondas campesinas. En los 80, durante un viaje a Cajabamba tuve un encuentro con una de estas rondas que custodiaba la zona de Cauday; una verdadera tensa situación, muy tensa. Las rondas fueron potenciadas durante el Fujimorato en su lucha contra el terrorismo de SL y MRTA. Pedro Castillo se autodenominó rondero, aunque la Confederación de estas lo desmintió. Se ha desarrollado una situación límbica desde el inicio de este gobierno que desconcierta y genera temores entre muchas personas. Por otro lado, el periodismo de muchos grandes medios se desvirtuó por su actuación extremadamente parcializada durante el último periodo electoral presidencial y es precisamente el programa Cuarto Poder que tuvo una de las más escandalosas parcializaciones que restaron demasiada credibilidad entre la primera, la segunda y la intentona de anulación de dichas elecciones aduciendo un fraude que nunca pudo ser comprobado. El despido y la renuncia de muchos periodistas de este programa y el comportamiento vergonzoso de otros periodistas en la búsqueda sin razón debilitó la fiabilidad a tal grado que ahora muchas personas dudan de la veracidad del actual incidente; en realidad, fue lamentable ver una retahíla de invitados con el fin de justificar dicho fraude distrayendo a la audiencia que hubiera focalizado su atención hacia el improvisado y mediocre gobernante que subió al sillón presidencial.  El restablecimiento de la credibilidad es urgente.


domingo, 3 de julio de 2022

EXTREMOS VERGONZOSOS (ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO TRUJILLO 03 DE JULIO 2022)

 


¿Qué tienen en común personajes políticos tan disímiles como Valdemar Cerrón, Guido Bellido, Patricia Chirinos, José Luna, Patricia Juárez, Jorge Montoya y Enrique Wong? Pareciera que nada; sin embargo, son tan símiles en sus acciones que nos hacen recordar la historia política de nuestro país y sus miserias. A la larga, nada nuevo bajo el sol. Hechos como el alevoso blindaje a personajes tan cuestionables como Merino, Becerril, Alarcón y Velásquez Quesquén han generado mucha indignación en la ciudadanía que se entera muchas veces de estas acciones a través de las redes sociales que en los medios de comunicación masiva como muchos diarios de circulación nacional o cadenas de televisión cuyos programas de investigación suelen hacerse de la vista gorda ante grueso escándalo. Ya nada sorprende el accionar de los actuales integrantes del poder ejecutivo o legislativo, pero sí se entiende si uno bucea a lo largo de la historia de nuestros congresos anteriores en los que abundan casos como los que estamos viviendo. No hay que ir muy lejos en el tiempo para entender algunos hechos onerosos que incluso causaron cismas en añejos partidos. Varios de estos sucesos están en el libro Historia de la corrupción en el Perú de Alfonso Quiroz. Así conoceremos cómo muchos personajes ligados a la nuestra política la han usado para expoliar al Estado, favorecer a sus intereses o de ajenos y enriquecerse rápida y descaradamente: mentalidad que atraviesa toda la sociedad peruana y la vemos en cada uno de los procesos políticos de nuestra nación: desde las alcaldías distritales hasta palacio de gobierno. Pedro Castillo es, en cierta forma, esa manifestación burda de lo que suelen hacer todos los políticos que han estado o se hallan en el poder, aunque queda como un simple aprendiz frente a maestros de mayor calibre que son recordados con extraña añoranza por varias personas. Por la lucha del poder en sí, vemos el caso de la alianza APRA-UNO. Esta alianza desmoralizó a muchos viejos apristas, sobre todo a aquellos que habían sufrido persecución y tortura por parte de las huestes de Esparza Zañartu, el can cerbero de Odría. En la historia del APRA, ese fue un punto de quiebre para que un ala de ese partido, bajo el nombre de los termocéfalos, marque distancia ante ese acomodo de los líderes de ambos partidos para petardear el trabajo de un novel Belaunde durante su primer gobierno. El APRA era un partido con ideología, con intelectuales que generaban los interesantes debates con la derecha conservadora y la izquierda de entonces. Tras el Fujimorato, los viejos partidos comenzaron a resquebrajarse y surgen burdas imitaciones de agrupaciones partidarias sin ideología ni idea de nación. Sin pocos buenos hombres pensadores como Seoane o Diez Canseco en el mundo político peruano actual, ¿están los correligionarios de los “partidos” actuales en la capacidad de argüir ante tanta mediocridad de sus integrantes? La miseria es su derrotero que nos enloda.