martes, 17 de julio de 2018

EN LA PODREDUMBRE TOTAL (ARTÍCULO PARCIALMENTE REPRODUCIDO EN DIARIO LA INDUSTRIA DOMINGO 15 DE JULIO)


¡Qué mal está la justicia peruana! Todos, en cierta manera, conocemos o intuimos los niveles de corrupción en los que está inmerso el Poder Judicial; pero los audios emitidos y la posterior reacción de la Fiscalía de querer actuar prontamente contra IDL-Reporteros ya rozan con un nivel de cinismo que no sé si la sociedad peruana tolerará. Personalmente, espero que no. Se han buscado todas las excusas posibles a medida que las emisiones de los audios se realizaban, pues los explosivos contenidos han ido estallando en las caras de políticos y hombres de jurisprudencia, muchos con reacciones insospechadas; el hecho de haberse enunciado a personajes, de manera directa e indirecta, de CNM abre otro rubro interesante de investigación.
La débil credibilidad que tiene el mundo jurídico ha encontrado un escollo o una evidencia más, depende desde qué perspectiva se la mire; esta situación es parecida a la vivida por todo el mundo político y empresarial con el caso Lava Jato, que hasta a un Presidente de la República terminó desbancando de su investidura. Las secuelas se han ido sospechosamente mitigando, precisamente por el intencional entorpecimiento de las investigaciones pendientes, pues hay muchos peces excesivamente gordos que no quieren verse más amenazados. Todo apunta que el mundo de los otorongos judiciales hará todo lo posible que las investigaciones periodísticas en curso se vean rápidamente acalladas, pues esta caja de Pandora ya está tocando el mundo naranja. César Hinostroza, uno de los corruptos personajes, tiene en su haber varias perlas que no hacen sino dudar de su burda intención corruptiva: solo con el archivamiento del caso Joaquín Ramírez, el rechazo al pedido del tratamiento en Lima del caso de agresión contra Arlette Contreras en Ayacucho, o las opiniones vertidas sobre el caso de violación de una niña de 11 de años bastarían para que una persona con estos antecedentes renunciase por presión pública o decencia (si es que la tiene).
Los subterfugios que emplea el mundo político (el Congreso) para desacreditar esta bomba acudirá a estrategias legales de forma sin preocuparse, obviamente, del fondo. Esperemos que el camino abierto por IDL-Reporteros no se cierre. Imagino los amedrentamientos contra estos valientes periodistas por parte de líderes y lideresas que se verán desnudos una vez más en estas investigaciones.  

TOCANDO FONDO (ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO DOMINGO 15 DE JULIO)


Una semana interesante, pesada y ofensiva para la opinión pública y los peruanos en general, salvo para aquellos que se amparan tras la corrupción para existir a expensas de los demás. El CNM ha sido puesto en tela de juicio por unos escandalosos audios que han hundido al mermado poder judicial y, de refilón, a la lideresa de un partido conocido, famosa por su entorno de personajes de dudosa reputación.
Los audios, productos de una investigación y subidos al portal periodístico de IDL-Reporteros el sábado 07 de julio, revelan grandes escándalos de corrupción en el seno del Consejo Nacional de la Magistratura y algunos jueces (quizá sean más) que traerán una fuerte secuela si es que no se entorpecen las mismas por obra y gracia de la misma justicia peruana. Dicha investigación fue hecha a pedido de la fiscal Rocío Sánchez Saavedra y autorizada por el juez de investigación preparatoria del Callao, Cerapio Roque Huamancóndor, ante muchas sospechas de corrupción de diversos miembros del poder judicial del Callao, en el marco de una investigación al supuesto brazo legal de la organización criminal denominada "Las castañuelas de Rich Port". Uno de los argumentos que se están utilizando para deslegitimar estos audios es la naturaleza de este chuponeo, pero sí contaba con la autorización debida para su ejecución en el marco de la lucha contra la delincuencia. Hubo intentos de acercar esta investigación a la del congresista Moisés Mamani, siendo la naturaleza de la gestión totalmente diferente. Por todos es sabido que el crimen organizado ha extendido sus tentáculos en el sistema judicial; basta con ver la noticia de la joven capturada que era nada menos que la asistente del fiscal Rabanal. Razones para su ejecución.
Sin embargo, la caja de Pandora abierta será bastante difícil de cerrar; los argumentos esgrimidos por diversos personajes no satisfacen a la opinión pública, habida cuenta de que lo dicho en los audios rayan con la vergüenza pública. El más cuestionado es César Hinostroza, vinculado a diversos escándalos como una negociación favorable a un violador de una niña de 11 años o el archivamiento del caso Joaquín Ramírez; la posterior difusión de un audio en el que aparece una señora K y su partido es vinculante con la situación del mismo Ramírez. Puede caber algo de duda aún. Se puede dejar el beneficio de la duda. Pero la mayoría de personas que cuestionan este descubrimiento, no ponen en tela de juicio la veracidad de la información, sino la forma como esta se obtuvo, dando por sentado que lo expuesto en los audios es cierto. Recordemos que esa fue la razón por la que la información que Mamani obtuvo en sus audios fue la causa de la caída de ministros, un ex Presidente y finalmente la suspensión de tres congresistas, entre ellos Kenji Fujimori. Pero los audios hablan de otros personajes dentro del CNM, ahora bajo la mira y duda públicas. Ya cayó un ministro, ¿cuál será el alcance de la ley ahora?

domingo, 8 de julio de 2018

A MERCED DEL FUEGO (ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO DOMINGO 08 DE JULIO) DOS GRANDES INCENDIOS EN LO QUE VA DEL AÑO


Trujillo sufrió un nuevo siniestro realmente dantesco. En enero de este año, tuvimos un incendio en la urbanización Palermo en una zona densamente comercial en la que la informalidad y la temeridad actuaron juntas para que diez tiendas se calcinaran por completo. Ahora fueron pasto de las llamas varios restaurantes, un hotel, farmacias y ópticas, y la bella casa republicana que los acogía.
En otras latitudes, los incendios pueden tener un origen natural: sin ir muy lejos, hace dos años, diversas zonas de bosques en la sierra peruana (como Laquipampa en Lambayeque) se vieron afectadas por fuegos forestales debido al intenso calor y una leve sequía que permitieron que los fuegos se extendiesen sin control rápidamente. Estos fenómenos catastróficos se tornan fácilmente en mortales como sucede con los devastadores incendios en California (prácticamente cada año) o el acaecido en Portugal el año pasado cuando ráfagas de viento caliente y llamas (tormenta ígnea) “envolvieron” una carretera (Nacional-236) calcinando muchos vehículos con sus ocupantes. La cifra de muertos ascendió a 69. En los países que sufren estos fenómenos climáticos tienen una alta cultura de la prevención, pues un incendio forestal se vuelve generalmente incontrolable. Sin embargo, se ha visto que muchos de estos incendios son provocados por agricultores (como sucedió en los alrededores de Machu Picchu); por traficantes de tierras (Pomac u otros bosques secos); lastimosamente, por pirómanos; o por turistas descuidados que hacen fogatas que se tornan en la destrucción de bellas zonas como acaeció en Torres del Paine del lado chileno. El factor humano se vuelve decisivo.
Y es el factor humano el que ha causado los siniestros que los trujillanos hemos tenido en lo que va del año. Instalaciones deficientes, construcciones inadecuadas, uso incorrecto de material inflamable, robo de elementos de seguridad (cables u otros utensilios); e, incluso, basura acumulada. Todos estos factores pueden propiciar un incendio. Basta ver las tomas que emitía un dron durante el incendio en las que se podía ver los techos aledaños, algunos con todo tipo de basura de naturaleza inflamable (cartones, madera, plástico). El incendio desatado en Palermo se originó en un espacio que no tenía medida alguna de seguridad. A raíz de este incidente, se procedió a aplicar medidas drásticas con ciertos locales y edificaciones de alto riesgo. Pero por nuestra actitud populachera y por la contemplación impropia que nos tenemos como sociedad, reaccionamos inadecuadamente ante las acciones correctivas necesarias. Pensamos que son draconianas; luego, durante y después del desastre solo nos queda la lamentación de los porqués de nuestra mala suerte. Una mala suerte propiciada por nuestra falsa ignorancia o nuestra dejadez intencional. Un incendio que nos está desnudando como sociedad. Una sociedad que prepara más incendios por venir.

domingo, 1 de julio de 2018

EN CARRERA ELECTORAL (ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO DOMINGO 01 DE JULIO)

Trujillo y la Región comenzarán a ver pronto una nueva carrera electoral que culminará en las elecciones de octubre para renovar cuadros municipales y regionales en el 2019 por un periodo de cuatro años y que recibirán dos celebraciones importantes para la ciudad y el país: el bicentenario del primer grito libertario de la Intendencia de Trujillo en el 2020 y la proclamación de la independencia del país en 2021. Estas dos fechas esperan tener las autoridades en sendos sillones que estén a la altura de las circunstancias.
¿Cómo estaremos para esas fechas? Ambos espacios geográficos y sociales, ciudad y región, están en un estado recesivo debido al fenómeno del Niño del año pasado, la inoperancia de las autoridades municipales o regionales, la fuerte corrupción evidenciada que atraviesa todos los estamentos sociales y la marcada indiferencia de muchos ciudadanos por cumplir reglas y compromisos. Por otro lado, hay logros que deben de ser destacados como el avance silencioso de la lucha contra la violencia, a veces entorpecido por la corrupción del Poder Judicial o la policía misma; la creación de organismos ciudadanos que luchan por sus derechos y los de los demás; proyectos educativos y culturales generados en diversos espacios públicos o privados; avances para convertir a la ciudad en Patrimonio de la Humanidad. Este es un grueso panorama que puede, por un lado, mejorar y afianzar los avances logrados y, por el otro, revertir paulatinamente los problemas que aquejan a los casi dos millones de personas que habitan en la Región La Libertad y su capital. Hay problemas álgidos que podrían resolverse de haber una articulación entre todas las autoridades de la Región como es, por ejemplo, la infraestructura de comunicaciones con tres puntos a destacar: carreteras de penetración a la sierra correctamente hechas, radar para el aeropuerto concesionado desde el 2006 (¡12 años!) y un proceso transparente en la privatización del puerto de Salaverry (incluida erosión costera). Por otro lado, es de necesidad que la sociedad civil ejerza un verdadero monitoreo de las acciones que se ejecuten en las gestiones futuras: un vicio a erradicarse es el hecho de que las plazas laborales públicas sean los pagos a promesas electorales. Todos somos testigos de las cargas que reciben las nuevas gestiones de un personal nada competente y anquilosado que, incluso, boicotea cualquier acción de las nuevas autoridades. Es un lastre de décadas y que engrosan las formas de corrupción en nuestras ciudades. Además, en Trujillo, el problema no es carencia de reglas o leyes; el problema es la debilidad pública para aplicarlas.
¿Qué prometen los siguientes meses hasta octubre en política? Quizá una carrera electoral en la cual oigamos absurdas promesas formuladas como cantos de sirena para una gran parte de población acostumbrada al táper o el kilo de arroz, una población inducida bajo la estrategia de Pavlov: promesa-táper -voto

domingo, 24 de junio de 2018

¿CORDURA? (ARTÍCULO DE OPINIÓN EN EL DIARIO CORREO DE TRUJILLO DOMINGO 24 DE JUNIO) A PROPÓSITO DEL EQUIPO PERUANO Y NUESTRA SOCIEDAD EN RUSIA 2018


El fugaz paso de la Selección peruana por el Mundial de Fútbol Rusia 2018 ha llegado a su fin. La locura previamente desatada, sobre todo, en los medios de comunicación comenzará a moderarse o comenzar a apuntar sus baterías hacia las próximas elecciones municipales y regionales. Aunque aún es muy pronto para obtener observaciones de esta vivencia, me atrevo a lanzar algunas en base a lo visto y vivido en estos meses.
La primera está en el desborde económico, social y familiar que ha significado para cientos o miles de peruanos que han hecho una serie de acciones poco coherentes, cuyas consecuencias no están del todo claras y, personalmente, no se vislumbran de manera positiva. Personas que hayan vendido muchas de sus propiedades o renunciado a sus centros de trabajo por asistir a un evento dan indicios de una situación un poco insana de nuestra psique social. A todo esto, los medios de comunicación y todo tipo de publicidad azuzaron a los débiles consumidores a hacer gastos más allá de sus posibilidades. La justificación está dada, de primera mano, en costumbres del libre mercado; una forma para distanciarse de cualquier responsabilidad de la locura desatada en sectores resentidos económicamente. Sería interesante tener un porcentaje o una cantidad para saber cuánta gente ha adquirido deudas de largo plazo por esta celebración que los compromete a ellos o, peor aún, a sus familias. El hecho de que varias de estas personas hayan sido entrevistadas y puestas en escena como “modelo de hincha” generó una absurda envidia comentada por diversas personas de diversos estratos sociales: lo importante era estar allí sin tomar en cuenta medida alguna. Solo vivir el momento, el mañana ya se verá. Quizá varias personas no retornen al país y engrosen las filas de emigrantes ilegales que pululan por las calles de Europa; aquí las condiciones laborales no son óptimas habida cuenta que ahora hay inmigrantes extranjeros, sobre todo, venezolanos calificados que pueden suplir esos puestos. A menos que sus empresas les hayan otorgado unas generosas vacaciones, como parece ser se las han dado a los congresistas que decidieron estar presentes en el evento deportivo.
La otra es la desproporción para juzgarnos y juzgar a estos jugadores endiosados y perdonados por la gente. Se le pide a una persona que gana un sueldo mínimo de 950 soles a hacer bien su trabajo, so pena de despido, ¿y no exigirles la misma responsabilidad exigida a los demás a una persona que gana igual cantidad, pero, por hora, que es de dedicación profesional exclusiva en ese rubro, que gana mucho dinero extra en aparecer en TV o en cualquier publicidad deportiva, de bebidas, de Cajas Municipales o Bancos, de televisores, de campañas políticas? Indudablemente nuestra autoestima está modulada por la voluntad comercial detrás de ellos. Sino no se entendería que la gente llore y cante a gritos el Himno nacional en un partido y no en lo trascendente. Pan y circo.

domingo, 17 de junio de 2018

CIUDAD EN CUIDADO INTENSIVOS (ARTICULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO DE TRUJILLO) POSTULACIÓN DE LARGA DATA


En reciente reunión gracias a la convocatoria realizada por las autoridades competente para ver los avances hechos por su gestión para el rescate del Centro Histórico, se planteó una serie de requerimientos y compromisos de la sociedad civil y sus diversas instituciones con el fin de aspirar a que nuestra ciudad sea una candidata potencial a ser Patrimonio de la Humanidad. Estos avances se han centrado en más una parte operativa y de relaciones con el fin de colocar a Trujillo a ser considerada como tal, como lo son las ciudades de Lima, Cuzco y Arequipa en el Perú. Trujillo ha pugnado desde inicios de este siglo en lograr esta condición en cierto modo privilegiada que le permitiría trabajar de manera más ordenada entre los actores sociales, empresariales y culturales de la ciudad, y alcanzar fondos internacionales a los cuales no puede acceder en la actualidad por no cumplir con numerosos requerimientos que nuestra ciudad y sus ciudadanos deben de cumplir antes. Los intentos previos no consideraron de manera global y articulada todos los espacios geográficos sociales, físicos y culturales que se interrelacionan con la parte histórica de Trujillo, tales como lo son Moche, Huanchaco, Chan Chan y todos los demás elementos geográficos relevantes como el valle y río de Moche y el cerro Campana. Algunas de estas locaciones están en situación crítica, sea por el trato inadecuado del conjunto de conforma el gran cerro Campana, Huanchaco y sus totorales que mantienen cierta disputa con el proyecto Chavimochic; y, por otro lado, la crisis que sufre nuestro litoral con la famosa erosión costera, uno de cuyos factores decisivos es el famoso molón del puerto de Salaverry. Estos detalles deben de ser aclarados y expuestos a la sociedad civil para tener una visión de lo que nos espera como ciudad. Durante la reunión, además, se expusieron puntos muy interesantes y apremiantes para trabajar inmediatamente como el de la sensibilización a toda la población trujillana (no solo la que habita en el Centro Histórico) y la necesaria y urgente coordinación entre las empresas e instituciones que ejecutan obras en sus calles. En la reunión se comentó sobre el lamentable estado en que se hallan las calles y veredas de la ciudad al verse rotas por una u otra empresa que necesita colocar, reparar o remover instalaciones sin haber coordinado entre ellas para haber realizado una acción conjunta en la apertura de la infraestructura vial de la ciudad.
Como ciudadanos debemos de exigir una serie de puntos para que nuestra ciudad se convierta en una ciudad digna para todos sus habitantes y no la tierra donde cualquier vecino haga lo que se le antoje. Además, debería de exigirse una correcta reconstrucción de este espacio, como es el caso del ansiado alcantarillado para una ciudad que se está tropicalizando más cada año. Esto es mucho más importante y urgente que estar pendiente de eventos momentáneos simpáticos.

DÍA DEL PADRE (ARTÍCULO PARCIALMENTE REPRODUCIDO EN DIARIO LA INDUSTRIA DE TRUJILLO) 17 DE JUNIO

El día del padre, lejos de ser la fiesta comercial en la que se ha convertido, debería de ser un espacio de reflexión. La figura del padre es importante como elemento constitutivo del núcleo triangular familiar estándar concebido con el o los hijo(s) y madre. Ha sido un eje importante a lo largo de la célula básica a lo largo de la historia de la humanidad. Cabe añadir que se está concibiendo la palabra “padre” no solo al término biológico, sino a todo lo otorgado a su figura en cuanto funciones que se le han adherido o quitado a lo largo de la historia humana. Hago destacar esto, pues la función biológica reproductiva le da al rol masculino solo una célula portadora para la procreación humana (o animal en general), pero esto no lo hace suficiente para cumplir a cabalidad el extenso significado que esta palabra conlleva.
La figura del padre ha ido evolucionando últimamente ante profundos cambios sociales y científicos que han replanteado su rol. Si vemos la perspectiva científica, ciertas situaciones “irregulares” en los ciclos reproductivos humanos han abierto campos para que la reproducción abra espectros nuevos antes insospechados. Desde la fecundación in vitro hasta la clonación celular, la incólume posición de donante obligatorio ha comenzado a tambalear y el camino de la ciencia seguirá su avance inexorable para hallar otras alternativas de reproducción en las cuales el donante masculino puede ser prescindido (quizá hasta el femenino también).
En cuanto a la figura del padre dentro de la historia de las estructuras sociales que determinaban y determinan los roles de las personas (espero no ser tan determinista según esta perspectiva), el padre asume roles de liderazgo, protección y formación del núcleo; era el ente productivo a tal grado que la esposa era dada en concesión por el padre de esta con un fondo económico que atenuase la carga que recibía: esa era la justificación de la dote. Al ser la cabeza de la familia, tenía responsabilidades y privilegios por sobre los demás miembros del clan familiar. Esto era inalterable y se asumía sin cuestionar. Los avances logrados por las mujeres en el campo socioeconómico han replanteado estas posiciones, las que en países con mayor desarrollo humano han generado fuertes crisis en las relaciones interpersonales y familiares. Los países con fuerte corte religioso son los que muestran mayor atraso en esta perspectiva.

domingo, 10 de junio de 2018

¿MOLICIE O INDIFERENCIA TRUJILLANA? (ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO 10 DE JUNIO)


Las últimas semanas me he visto involucrado en una serie de eventos y situaciones que dan pie a este artículo. Participé en varias charlas sobre la delincuencia en nuestra ciudad, una sobre el Mayo del 68, una exposición colectiva de arte sobre la violencia. Además, he sido testigo de la partida de una amiga que decidió retornar a su país de origen; otro amigo prepara sus papeles para cerrar su negocio e irse con su familia para buscar una mejor calidad de vida. Ya hace dos meses que mi hermana estuvo por Trujillo y otros amigos más que alguna vez residieron en nuestra ciudad; la impresión que se llevaron cada uno de ellos fue la de un total desencanto, no solo por el lamentable estado en el que ha quedado la infraestructura vial urbana, sino por el deterioro acelerado de las relaciones que las personas e instituciones tienen con el ciudadano de a pie. Muchos amigos y conocidos han optado por irse, cansados de la indiferencia y de la anomia en la que está cayendo nuestra ciudad, que es en cierta forma la que está sucediendo en casi todo nuestro país, pero más acentuado en Trujillo.
En las exposiciones sobre la violencia, fuera de la debilidad de las autoridades y la corrupción engastada en todos los niveles, se destacó la indiferencia de la ciudadanía frente a los numerosos hechos que la compromete y, ante las cuales, tiene poca capacidad de reacción. Odiosas comparaciones se me vienen a la mente: mientras la algarabía por el irregular retorno de un pelotero colmaba a los trujillanos, el puerto de Salaverry fue dado en concesión con alcances no del todo claros, sobre todo en el manejo de espigones, causantes principales de la fuerte erosión de nuestro litoral. El Sur peruano se levantó ante el alza de impuestos dada cuando en toda esa cortina coyuntural futbolística podía acallar cualquier acción de protesta. La sociedad civil trujillana no ha tenido capacidad de respuesta y los posibles afectados con estas proyecciones (desde Las Delicias hasta Huanchaco) no han hecho alcanzar sus preocupaciones. No sé si les preocupe perder sus propiedades. El derecho a la protesta en inherente al hombre cuando este ve amenazados sus reales intereses o el de los suyos. Lastimosamente, la década fujimorista tergiversó el sentido del reclamo justo de nuestros derechos como actos terroristas: reclamar puede ser sinónimo de desadaptado social o un potencial vesánico. O simplemente la gente se aturdió, se alertagó.
Sin embargo, también fui testigo de una acción hecha por los ciudadanos reunidos para un fin común. Somos vecinos de un colegio que trasgrede las normas de sonido y de limpieza, el cual usualmente usaba las calles como un botadero, incluso de su mobiliario vetusto. Por la presión del vecindario, cambiaron el mal hábito de desechar su basura sin importarle la vecindad al de actuar correctamente como le debe de competer a una institución que dice inculcar valores. Presión social efectiva.

SAN NICOLÁS Y LLACANORA, CAJAMARCA VIEJA (ÚLTIMO DÍAS EN CAJAMARCA)





Sábado, 31 de marzo. Cumpleaños de María. Último día para sacarle el jugo a la camioneta, pues el domingo, que solo íbamos a estar hasta un poco más allá del mediodía en Cajamarca de retorno a Trujillo. Fue un día con viajes cortos, pero no por ello menos interesantes. Ese día el periplo no iba a ser muy lejos de la ciudad. Habíamos decidido visitar una laguna de San Nicolás, gracias a las recomendaciones de César Alva. Así pues, con el fin de no llegar exhaustos por la noche para ir a una buena cena, decidimos hacer este corto periplo. Partimos por la misma ruta que habíamos tomado el día anterior para Celendín. A cierta altura de la carretera, mucho antes de llegar a Polloc, ingresamos a un desvío que nos tomó un largo trecho para llegar a la laguna. En realidad, fue errada la vía que habíamos tomado, pues la ruta indicada era la que llevaba a Llacanora y Namora. Felizmente, las distancias y el paisaje que íbamos viendo recompensaba nuestro extravío. Llegamos a San Nicolás, una laguna simpática con regular cantidad de junco y varios patos serranos que han hecho su hábitat regular. Los patos han aprendido a convivir con los humanos, pues este lugar es empleado como un lugar de esparcimientos por los cajamarquinos y los visitantes como nosotros. En realidad, el sitio se ha convertido en un parque recreacional lleno de juegos de adrenalina, como el que experimentamos en Iquitos. María y yo decidimos hacer una visita por la laguna con un kayak. Portando nuestras cámaras, nos subimos a uno y nos fuimos a tomar fotos a los patos y algunas atracciones acuáticas (raros insectos de largas patas que flotan y se desplazan por las aguas). Decidimos almorzar en la zona, había un simpático restaurante en el cual ordenamos trucha. Esperamos un rato aprovechando refrescarnos con una cerveza. La trucha frita estuvo buena. Una vez culminado nuestro almuerzo nos enrumbamos a Llacanora para ver las cataratas del lugar. La carretera está en buen estado; nos fuimos despacio para no extraviar el camino, pero esta vez las indicaciones eran correctas, fuera de que en la carretera hallamos la orientación adecuada. Un problema muy generalizado en nuestras ciudades y zonas de interés es la escasez de señalética: o no la hay, o de existir es inadecuada. Felizmente al llegar al lugar se nos dijo que se podía ingresar con la camioneta. Eso fue lo que hicimos, tomamos una estrecha senda por la cual previamente había pasado un camión; si tal vehículo pasaba sin problemas, el nuestro iba a pasar con comodidad. Llegamos al punto en el que dejamos la camioneta para ir a buscar las cataratas (son pequeñas) que tienen la denominación de hembra y macho. El lugar es simpático. Hace varios años fui al lugar y no había señalización alguna; ahora tienes información en diversos carteles, lastimosamente algunos han sido dañados o pintarrajeados, actos de incultura cívica. Pobres imbéciles.






Una vez culminada nuestra visita a ambos lugares, regresamos temprano con el fin de devolver la camioneta, no sin antes haber hecho algunas compras finales como ropa y artesanía que María quería llevar a Trujillo como ollas de barro y platos de igual material. La cosecha fue bastante buena, pues hicimos buenas compras finales. Llegamos temprano a nuestro hotel, previa llamada al dueño de la camioneta; ya habíamos cargado de combustible para dejarlo tal como se nos entregó. María se encargó de entregar el vehículo, pues me estaba duchando. Por la noche nos fuimos a cenar al Hotel Costal del Sol, el Páprika, para cenar riquísimo. Hay una buena carta que ofrece buenas fusiones de productos oriundos con comida internacional. Una vez terminada la cena, nos fuimos un rato al bar a tomar una última copa en nuestra última noche en Cajamarca por esta vez. Cerramos nuestra visita nocturna con la visita de algunas iglesias, siempre La Recoleta, preparándose para la misa de resurección y fuimos a algunos locales a ver artesanía.




Al día siguiente, 01 de junio, último día en Cajamarca, nos levantamos temprano para dejar todo ordenado; María tenía varias cosas por llevar. Una vez terminado nuestro opíparo desayuno, arreglamos las últimas cosas que faltaban embalar para poder hacer una caminata por la ciudad para fotografiar sus bellas casas antiguas. Además, por primera vez entré a la iglesia de San Pedro ubicado en una simpática plaza. También tuve oportunidad de detenerme a ver con más detalles el Arco del Triunfo de la Calle Comercio, detalle que nunca tuve el tiempo de observarlo y conocerlo más. Aquí más detalles de la calle (http://cronicascajamarca.blogspot.com/2010/06/jr-del-comercio-ayer-y-ahora.html). Como María buscaba aún algunas cosas, nos fuimos al mercado donde pude ver todo un  mundo que yace a veces oculto para muchos turistas.





Cajamarca tiene numerosas casas con bellas portadas, algunas de las cuales están muy descuidadas o ya en franco deterioro. Se ve, paulatinamente, el deterioro de la misma. Espero que haya la buena voluntad de preservar con más celo este bello centro. Recuerdo el segundo día a un mexicano que se coló con nosotros para sacar la camioneta. La portada de la casa es impresionante, pero es solo un cascarón. El mexicano había perdido la oportunidad de haber viajado con otros amigos a Cuzco, por lo que decidieron enrumbarse a Cajamarca y luego Chachapoyas. Para él, Cajamarca fue todo un hallazgo impresionante. Espero que sea siempre así. Ya depende de sus habitantes de seguir siendo el asombro para los demás.











domingo, 3 de junio de 2018

EN LAS NUBES (ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO TRUJILLO 03 DE JUNIO). PERSPECTIVA DE EYVI ÁGREDA Y PAOLO GUERRERO.


Paolo va al Mundial ¡Yupiii! Eyvi Ágreda ha muerto ¿Quién es esa? Contrastes que retratan la sociedad enferma y casi estúpida en la que hemos convertido.
La población, gracias a sus absurdos medios masivos de comunicación, ha seguido la telenovela Paolo vuelve hasta el hartazgo. Han llorado, se han declarado en luto; hasta las ventas de televisores y cerveza bajaron. Mucha gente que aún pugnaba una entrada para los partidos de Perú en Rusia se sintieron desilusionados y desesperanzados por que la Selección se hallase desvalida, coja, sin aliento. Nulos. Ahora, gracias a la magia de declarar apto a una persona que, a todas luces infringió reglas de ese negocio que es el fútbol, el país vuelve a latir, vuelve a ver las arcas de algunos comerciantes inflarse, vuelve a sentir orgullo de pertenencia. Vuelve a sentirse peruano. La terquedad para lograr ser validado como apto y poder pelotear con sus compañeros se parece a las acciones que realizan muchos alumnos de diversas universidades que lloran por sus notas para ser aprobados y te lloran para que les regales medio punto y aprobar el curso, a pesar de su mediocridad; incluso amenazan con ir a INDECOPI (¿o Suiza?) para lograr de manera irregular lo que se sabe se hizo a través de subterfugios, más que por méritos propios. La novela Paolo se parece tanto a esa mediocridad cotidiana que aspiran llegar a un fin no importando los medios. Y la sociedad acrítica en la que nos hemos convertido acepta la condición de pobre hombre a un tipo que ha ganado millones para él y su familia, la que ha sacado provecho de su talento deportivo. Tanto así que pedían la acción masiva de la gente que se soliviante contra las sanciones impuestas; felizmente la poca cordura que nos queda como sociedad actuó para no apoyar esta absurda medida, pero hubo muchas personas que lo pedían a través de las redes sociales. Mientras la novela seguía su curso, la sociedad peruana era testigo de acciones insólitas por parte de su Congreso con sus inexplicables compras justificadas bajo amenazas a quienes veían en estas adquisiciones un insulto a los ciudadanos afectados por las alzas gracias a la modificación tributaria. El gobierno, lejos de actuar con decisión, se hizo de la vista gorda a acciones que contradicen su plan de austeridad. Las protestas, para los padres de la patria o diversos de comunicación, han sido vistas como actos terroristas aislados. Percepción pobre y confabulada que los aísla de la aceptación ciudadana.
En la algarabía no tan gratuita del final ¿feliz? de la telenovela, un rumor inquietante empaña el happy end. La muerte (feminicidio total) de Eyvi Ágreda, la chica que fue atacada dentro de un bus, perturba la alegría del placebo Paolo. Los medios no pueden ocultar esta realidad, incómoda para una sociedad que estaba en la cúspide de un éxtasis ligado a la mística con imágenes de la selección de fútbol casi canonizada. ¿Nos afectará? Lo dudo, tenemos Paolo hasta el hartazgo.