domingo, 3 de agosto de 2008

VISITA A PIURA


El mes pasado, el 19 y 20 estuve por Piura, ciudad en la que nací pero con la cual mi relación es un poco tortuosa (sobre todo por el clima. Antes iba con cierta frecuencia y he tenido la suerte de haber ido no sólo a las playas (bonitas, pero que no disfruto mucho por el barullo que se han convertido los balnearios, sobre todo Máncora y Colán), sino de haber ido a la sierra en dos oportunidades: CANCHAQUE y HUANCABAMBA. En este último lugar estuve en las HUARINGAS, lugar fascinante y bastante agreste aún en cuanto a su acceso (creo que ahí radica su encanto). El viaje último a Piura me ha servido para descubrir dos lugares interesantes: el museo de CULTURA FRÍAS y NARIHUALÁ. El pequeño museo contiene una de las bellas miniaturas de la cultura Frías, la cual se desarrolló cerca de la población de Chulucanas. El problema es que el museo tiene escasa seguridad y la pequeña (pero valiosa) colección de piezas de oro y plata es una tentación para ladrones por pedidos, los cuales abundan en nuestro país y trabajan para los grandes comercializadores de obras de arte. Seguiremos más tarde con más observaciones.
Publicar un comentario