domingo, 15 de enero de 2017

CASO TRUMP (ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO DE TRUJILLO 15 DE ENERO 2017)

El próximo viernes 20 del presente mes, el cuadragésimo quinto Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, estará asumiendo el poder y será el nuevo inquilino de la Casa Blanca.
Con 70 años encima y una gran fortuna cimentada en bienes raíces, es un líder (por algo es el Presidente de EE.UU.) bastante polémico que ha provocado tras de sí una serie de desavenencias con personalidades y trabajadores de sus mismas empresas, como el consorcio Miss USA & Miss Universo y su sonada  confrontación con la ex Miss Universo Alicia Machado, que lastimosamente mostró a una oportunista ex reina de belleza que difundió su imagen envuelta en la bandera norteamericana para lograr su nacionalización. Los comentarios y actitudes racistas, clasistas y sexistas de Trump han perturbado la visión de un país, tanto hacia adentro como hacia fuera, de la sociedad norteamericana. Percibida como una de las más libres, abierta, multifacética y tolerante, y con un alto sentido democrático, esa imagen fue debilitada ese 08 de noviembre del año pasado cuando una mayoría silenciosa conservadora, aislacionista y temerosa aupó a este personaje a la Casa Blanca. Es la Norteamérica campesina la que dio su voto. Algunos grupos de corte fascista y chauvinista mostraron abiertamente sus simpatías por este líder, pues esta elección legitimó, en cierta manera, ese discurso intolerante, nacionalista y endogámico que ellos proclaman. ¿Lo mantendrá?

Las relaciones internacionales se inician en un ambiente bastante tenso. China y México son los primeros objetivos que tendrá que enfrentar el nuevo Presidente. Sus comentarios sobre México son excesivamente ofensivos y nada políticamente correctos. Ya electo presidente, no ha cambiado para nada su discurso y no pretende dar disculpa alguna ni al pueblo azteca ni a su inefable presidente Peña Nieto. La anunciada ampliación del muro fronterizo es un escándalo y llama poderosamente la atención la escasa reacción de los llamados líderes democráticos que defenestraban el muro de Berlín y no se pronuncian por este vergonzoso muro. Además exige que los costos sean asumidos por el pueblo mexicano. ¿Qué diría Kennedy? 
Su aislacionista idea sobre el NAFTA (TLCAN) y TLC debe de poner en estado de alerta a todas las economías, incluida la nuestra, que apostaron por estos sistemas. Al campesino, ganadero y desempleado industrial de la Norteamérica profunda no les hizo ninguna gracia esta gestión globalizadora en favor de economías emergentes. Sin embargo, debemos de esperar hasta su ascensión y sus primeros pasos. Tras sus primeros cien días, en abril veremos más claro el panorama.
Por último, y una interesante lección, la intervención rusa en la campaña presidencial a través del robo informático en desmedro de la candidata demócrata debe de haber sido un trago amargo de una medicina que era empleada por los EE.UU. en diversas campañas electorales en Latinoamérica (sobre todo Centroamérica) u otras latitudes.
Publicar un comentario