viernes, 20 de agosto de 2010

UNA PREGUNTITA, a propósito de Lori Berenson

Muchos peruanos están felices por el retorno a prisión de Lori Berenson, ¿habrá muchos más cuando Químper, León Alegría, Crousillat y otros muchos de la farándula delincuencial estén en prisión?
Es extraño que aún no se haya hallado a los gruesos delincuentes o que la efectiva justicia no envíe a la cárcel a los archiconocidos estafadores. Espero que AGP, así como mostró su indignación por la liberación del tipejo que quemó la cara y parte del cuerpo a su conviviente, ojalá salga en los medios nuevamente indignado por la ineficiencia (?) de las fuerzas de orden para capturar a tan cínico personaje como lo es el mediático Crousillat. Pero...me estaba olvidando de los personajes del APRA Omar Quezada y Del Castillo, de quienes ya nos hemos olvidado.
Hace un par de semanas mucha gente hacía burlas, mofas y escarnios sobre la elección de Hilaria Supa a la Presidencia de la Comisión de Educación del Congreso. León Trahtenberg escribió un artículo en Perú 21 que destempló a todos aquellos congresistas que reaccionaron de la manera más indigna cuando todos sabemos el talante de muchos ellos y que tienen la caradura de no sonrojarse para conformar las comisiones gordas (hasta la de Ética, la más vapuleada de las palabras humanísticas en esa cueva de buitres). Otorongo no come otorongo. 
Con una memoria así y una indiferencia de la sociedad civil apabullada por una economía de mercado que nos vende la ilusión de desarrollo (para algunos), AGP sale ganador de nuestra risible democracia en 2015. Tenemos lo que merecemos.
Publicar un comentario