viernes, 20 de agosto de 2010

MÉXICO ACTUAL: DIVERSAS PERSPECTIVAS EN SU CINE

Indudablemente las cinematografías latinoamericanas han tenido un crecimiento bastante dispar a lo largo de su carrera. Durante el periodo mudo, Latinoamericana tenía una producción más o menos regular, casi todos los países tenían una producción regular. En el caso peruano, no sólo Lima hacía largos y cortos, sino que muchas partes del país como Cuzco, zona que vivía en auge del indigenismo vieron un significativo desarrollo del cine como una nueva búsqueda comunicativa y artística de los peruanos de entonces. Producciones significativas se desarrollaron en otras partes de nuestro vasto continente, algunas de las cuales fueron extinguiéndose por diversas razones, siendo la económica en la mayoría de casos. En Perú, Bolivia, Chile, Colombia, en casi todas las naciones sudamericanas se estaba gestando una serie de cinematografías, cuyos temas principales son los de amor, aventuras e históricas. El surgimiento del sonoro, el desarrollo técnico y las guerras mundiales fueron causando estragos en estas industrias incipientes, algunas de las cuales eran bastante artesanales.


El recientemente fallecido Carlos Monsiváis, agudo crítico de la sociedad mexicana, había escrito diversos ensayos sobre los arquetipos cinematográficos de la Edad de Oro mexicana, los años 50. Personajes como Cantinflas, Jorge Negrete, Miguel Aceves Mejía, María Félix y Dolores del Río habían estandarizado en cierta manera el mundo de personajes para ser llevados a la pantalla. En realidad, cada uno de los personajes, salvo algunas direcciones y filmes notables, obedecía a variables de los prototipos como bien los había descrito Monsiváis en su ensayo NO TE MUEVAS, PAISAJE.

Indudablemente que los años 60 y 70, sobre todo, le pasaron factura a esta cinematografía. Graves problemas sociales que estallaron en los 60 eclosionaron en la famosa matanza de Tlatelolco que empañaron el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz y las famosas Olimpiadas de las alturas (ya que por primera vez se hacía en una ciudad más allá de los 2 mil metros s.n.m.). La violencia desatada desnudó una serie de problemas que yacían ocultos en una ciudad que sintetizaba el país entero. México ha sido un país que tuvo una sui-géneris continuidad gubernamental que llevó a grados altos de corrupción de violencia, caso Salinas de Gortari, o asesinatos de candidatos que querían una renovación del aparato estatal anquilosado (como el caso de Luis Donaldo Colosio).

El famoso NAFTA de América del Norte trajo duras consecuencias en la economía mexicana que tuvo sus terribles secuelas en los famosos “efectos” de los años 90, como cerrando el siglo XX. Como el efecto SAMBA, VODKA, DRAGÓN, cayó sobre México el nefasto efecto TEQUILA, que arrasó con los ahorros de la gente de clase media; era 1993. Al año siguiente estalla Chiapas, y el Comandante Marcos y sus rebeldes son temas del arte mexicano de entonces. Con la subida de Vicente Fox y la derechización de la sociedad mexicana surgieron nuevos problemas, tan graves como la violencia estructural que se vive actualmente, producto del narcotráfico, debido a la desgracia de tener vecino a México al mercado de la droga más grande del mundo: EEUU. La violencia se ha enraizado lamentablemente en zonas limítrofes y en las grandes ciudades del país.

Así pues, el actual presidente de México, Felipe Calderón, ha subido al gobierno rodeado de violencia y con algunos visos de fraude en contra de su rival de la izquierda, Manuel López Obrador. La sociedad mexicana dista mucho de la sociedad de los 50. Una de las ciudades más grandes del mundo (DF.), un país que sufrió una fuerte debacle con el gran fraude del 2008, y los conflictos de droga que carcome las ciudades fronterizas han hecho de México una nación de extremos. Su arte lo refleja. Su cinematografía lo grafica permanentemente.

En un interesante artículo llamado Roads to the South de Alex Cox en la revista Film Comment (diciembre 1995), él comenta que la visión de México había sido (para él) a través de directores norteamericanos (como Sam Peckinpah o John Huston) o directores extranjeros que residían en México, caso Buñuel. Cox hace un recuento de las que serían las diez mejores películas de esta cinematografía hasta los 90, con una sesuda reflexión y análisis de las mismas. En los 40 el eximio fotógrafo Gabriel Figueroa hizo un genial trabajo sobre todo en los trabajos de Emilio el Indio Fernández. El cine mexicano se vio bastante amenazado por el tratado NAFTA, ya que dicho tratado se oponía a cualquier tipo de ayuda gubernamental. La ambición de Hollywood fue opuesta por un puñado de directores y gente de cine creativos. Algunos cineastas como Arturo Ripstein aparecieron con cierta frecuencia en las pantallas mexicanas ampliamente dominadas por el cine gringo. Los filmes como EL CASTILLO DE LA PUREZA, LA REINA DE LA NOCHE y PRINCIPIO Y FIN estuvieron sólidamente en cartelera. En los 80 y los 90 surgen otros como Luis Alcoriza, Jaime Humberto Hermosillo, Nicolás Echevarría y directoras como María Novaro y Marcela Fernández. No se puede dejar de nombrar a Paul Leduc, quien hizo un verdadero retrato de Frida Kahlo y no el bodrio hollywoodense que vimos hace unos años. Hollywood siempre ha encontrado alguna que otra oportunidad como bien lo comentó Jaime Costa en la revista Cinemateca de julio 1982. En su interesante artículo hace un recuento de los tres grandes países que son “retocados” por Hollywood: Brasil. Argentina y, sobre todo, México.

En la actualidad hay grandes directores, muchos ligados a la cinematografía mundial como Alejandro González Iñárruti y su éxito Amores Perros; Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón y el sorprendente Carlos Reygadas (Luz Silenciosa y Batalla en el Cielo, la primera una obra maestra). Esta internacionalización y la conversión de muchos actores y gente de cine en gente del mundillo y del jet-set, ha hecho que distraigamos nuestra atención por la cinematografía que, como la argentina, está permanentemente creando.

He aquí esta breve muestra de cuatro filmes de diversas décadas que tienen mucho qué decir de su sociedad a su manera, sea la comedia, el drama o la tragedia (pero no “a la mexicana”, mismo melodramón de los años 40)


EL APANDO FELIPE CAZALS 1976 Un film bastante violento centrado en tres personajes, adictos a las drogas; un par de ellos induce a su tercer compañero para que su madre sea la que introduzca dichas drogas en el penal y para eso lo hace en sus genitales. Hay escenas muy violentas y de intensa carga erótica, de relaciones lésbicas, que aún hoy causan repulsión. Pero esta triste historia es el retrato del submundo en el cual muchas personas se sumergen y que terminan por denigrarse para lograr sus objetivos.

TEMPORADA DE PATOS FERNANDO EIMBCKE 2005 Esta es una ligera comedia de adolescentes capaces de enredarse en líos cuando están libres de todo control. Un par de amigos de la infancia se quedan solos y deciden hacer de las suyas; piden comida chatarra y se encierran a jugar los juegos virtuales y de pronto se quedan sin luz: pero de ahí surgen nuevos problemas para un chiquillo del mundo moderno.

MORIRSE EN DOMINGO DANIEL GRUENER 2006 Esta es una ácida comedia que muestra todas las aristas de la sociedad a través de un sobrino tonto e incapaz que cae en las garras de un embalsamador corrupto metido en una serie de líos legales; la hija del embalsamador se enamora del mequetrefe mientras el cadáver del tío va rodando de un lado para otro en las situaciones más absurdas como puede presentarse una comedia de humor bastante negro.

UN MUNDO RARO ARMANDO CASAS 2001 ¿Raptos? Hay muchos y nuestra sociedad no escapa de eso. Pero raptar a un famoso personaje de la televisión genera toda una situación hilarante en la que se mezcla el famoso síndrome de Estocolmo con el afán de querer convertirse uno en estrella de TV. Las situaciones tensas como ridículas se suceden a lo largo del film, sea por el afán de obtener la mayor ganancia de la víctima como la gran oportunidad de que este personaje te abra las puertas al estrellato. Para la sociedad peruana, hay muchísimos parecidos.
Publicar un comentario