miércoles, 26 de agosto de 2015

ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARIO CORREO TRUJILLO 23 DE AGOSTO

HUANCHACO, DESASTRE EN CIERNES

En las últimas semanas la situación del litoral huanchaquero se ha vuelto insostenible. La inacción por parte de los gobiernos regional y central, así como la demagogia esgrimida por un expresidente de la República, quien anunció, pomposamente en 2011, un plan de recuperación del litoral trujillano con 70 millones de soles (http://diariocorreo.pe/politica-y-economia/recuperaran-litoral-trujillano-con-setenta-millones-de-soles-426646/),  han incrementado la desazón de toda la población de nuestro litoral, la cual ha venido sufriendo embates del mar desde los años 60 a raíz de la construcción de un molón para defender el puerto de Salaverry de la corriente marina que lanzaba arena sobre sus costas. Irónica realidad, Salaverry recibe en abundancia lo que las otras costas carecen: arena.

Huanchaco es un balneario emblemático. Es un espacio ocupado principalmente por pescadores y gente que vive de su ecosistema, aprovechando su naturaleza. No es una playa suntuosa, pero sí rica en historia y esa es su identidad. El turista viene por ese concepto. Están sus olas, las que tienen ya fama mundial, lo que le ha permito ser declarado la quinta reserva mundial de surf en 2013. El estudio económico de su ola justifica la presencia de restaurantes, hoteles, bares. Hay propuestas interesantes como vincular el origen del famoso surf con su historia, planteada por el investigador Enrique Amayo.  

Diversas propuestas han surgido con el fin de rescatar el litoral y estas propuestas deben verse de manera global y articulada. El ejemplo del molón salaverrino debería servirnos de pauta para las futuras acciones que se tomen para el rescate ribereño. Su edificación causó severos daños paulatinos a todas nuestras playas. Historia conocida.  El anuncio de la construcción de un espigón, más las condiciones climáticas mundiales y la expansión de Chavimochic (causante de muchos cambios, no solo climáticos, en nuestra Región), traerán consecuencias imprevisibles.   Solución de ahora, grandes problemas del mañana.

Publicar un comentario